Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso pide al Gobierno prohibir comercio y tenencia privada de primates, salvo para investigación y conservación

La Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Congreso, ha aprobado por asentimiento una proposición no de Ley suscrita por todos los grupos parlamentarios por la que insta al Gobierno a prohibir el comercio entre particulares y la tenencia de primates, salvo para la investigación y la conservación.
El texto pide al Ejecutivo adoptar las modificaciones legislativas oportunas en el plazo más breve posible a fin de prohibir el comercio, la cesión y cualquier tipo de transacción, donación o intercambio de primates entre particulares y a particulares, así como su tenencia; y de permitirúnicamente la tenencia de primates a aquellas instituciones, centros de rescate, refugios y otras entidades expresamente autorizadas y legalmente reconocidas.
Asimismo, recoge una precisión incorporada por el Grupo Popular por la que se precisa que estas disposiciones se entienden "sin perjuicio de otras disposiciones al respecto". Asimismo, añade que "se contemplarán excepciones por razones de investigación biomédica y programas de conservación de las especies".
La iniciativa argumenta que una situación legislativa contradictoria ha implicado que se estén legalizando crías de primates a particulares, comerciantes y titulares de núcleos zoológicos y que las autoridades no actúen ante el comercio y la tenencia de primates a o entre particulares.
"Desgraciadamente, el comercio de primates ha aumentado en los últimos años, sobre todo a partir de su venta por Internet que ha permitido esparcir dichos animales por todo el territorio, y con ello el incrementodel número de animales abandonados, maltratados y decomisados, sin que apenas existan centros de rescate adecuados que puedan albergarlos. Los animales más afectados son los titis y tamarinos, que son los primates más pequeños del mundo", añade.