Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El I Congreso Iberoamericano de Voluntariado Corporativo arranca en Barcelona pidiendo arraigarlo en la empresa

La presidenta de la Fundación Hazloposible, Catalina Parra, ha defendido este martes que el voluntariado corporativo debe convertirse en una "práctica imbrincada" en la empresa, durante la inauguración del I Congreso Iberoamericano de Voluntariado Corporativo que se celebra en el Cosmocaixa de Barcelona.
Parra ha asegurado que las fronteras entre empresas, ONG y sociedad civil "se van desdibujando", y que es un buen momento para el voluntariado corporativo, lo que se debe aprovechar para contagiar a más gente.
Ha explicado que con el voluntariado corporativo se establece una colaboración entre ciudadanos, entidades y empresas para "generar un mundo mejor desde dentro".
Marian Juste, del programa Voluntarios Telefónica de la Fundación Telefónica, ha subrayado que en "tiempos de necesidades sociales" cobra especial relevancia unirse en proyectos como Voluntare --que engloba a 30 socios-- para tener mayor impacto.
Juste considera que las empresas han de tener un compromiso social y contagiarlo a sus empleados, porque "genera un valor para la empresa".
El comisionado de Participación ciudadana y asociacionismo del Ayuntamiento de Barcelona, Carles Agustí, ha resaltado a la ciudad como capital del voluntariado.
El director de Recursos Humanos y Estrategia de la Fundación bancaria La Caixa, Àngel Font, ha abierto el congreso con un recuerdo al expresidente del Banco de Alimentos en Barcelona Antoni Sansalvadó, fallecido este fin de semana, que deja "un gran legado" al voluntariado.