Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso propone que los escolares empiecen un poco más tarde y se establezca la jornada partida para conciliar

Constata dificultades tras la reforma laboral para compaginar vida familiar y trabajo
El informe elaborado por la subcomisión del Congreso sobre conciliación propone que los escolares empiecen un poco más tarde y se establezca la jornada partida, dada la imposibilidad de una adecuada conciliación con la divergencia existente entre los horarios laborales y escolares.
Se trata del trabajo realizado por la subcomisión o grupo de trabajo para el estudio de la Racionalización de Horarios, la Conciliación de la Vida Personal, y Laboral del Congreso de los Diputados, al que ha tenido acceso Europa Press, y en el que los diputados han trabajado durante cerca de nueve meses, gracias a la aportación de numerosos expertos, y que previsiblemente aprobará la Comisión de Igualdad el próximo jueves.
El texto del trabajo constata que, en cuanto a los horarios escolares, la jornada continua no se considera adecuada ni para la conciliación, ni para la igualdad de género, ni para atender las necesidades de los menores. "Es necesario adaptar tanto los horarios, como las vacaciones y el resto del calendario escolar a las jornadas de trabajo".
"La necesidad de un esfuerzo mayor para ajustarlo y ampliar la oferta de servicios complementarios o extraescolares, como acogida matinal o servicios escolares en vacaciones, es clave para una adecuada conciliación, al menos en el periodo que va del nacimiento hasta los 12 años, edad en la que el menor tiene autonomía", añade.
EL PROBLEMA DE LA REFORMA LABORAL
Por otro lado y, según este texto, la reforma laboral ha sido "objeto de críticas" por varias personas expertas, pero fundamentalmente por la flexibilidad aportada a la empresa, al permitir que el empresario distribuya a lo largo del año de manera regular el 10 por ciento de la jornada de trabajadores, y que sólo con cinco días de antelación tengan derecho estos a conocer el horario, su concreción y día de comienzo.
Señala además que se modifican determinados derechos adquiridos a través de la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género de 2004, como la acumulación de la reducción de jornada por guarda legal en jornadas completas, y además, se prevé la inaplicación de las condiciones de trabajo previstas en los convenios de ámbito superior que afecten a la jornada, horario, distribución del tiempo y régimen de turnos, en función de determinadas circunstancias que afecten a la empresa.
Se plantea también una prioridad aplicativa del convenio de empresa frente a los convenios de ámbito superior, en materias como la jornada, el salario y la conciliación.
De hecho, señala que, "en ocasiones, distintas intervenciones y posicionamientos en esta Subcomisión han subrayado que la Reforma Laboral no ha contribuido a la necesaria interrelación y colaboración entre la negociación colectiva y los Planes de Igualdad", por lo que plantean que es necesario un impulso hacia la inclusión de medidas de conciliación y corresponsabilidad en los convenios colectivos. Afirman además que debería profundizarse en el sistema de control de la Inspección de Trabajo sobre los convenios colectivos.
Según los estudios realizados por CC.OO., un 40 por ciento de las empresas están ampliando la jornada laboral pactada, fundamentalmente en sectores como servicios financieros y administrativos, comercio y el sector público, donde son mayoritarias las mujeres.
Este trabajo reseña a su vez que la reforma laboral se ha puesto en marcha mientras la Comisión Europea propone la modificación de la directiva del tiempo de trabajo, en proceso de negociación actualmente, con grandes diferencias entre las posiciones empresariales y sindicales, hay un llamamiento de la Comisión para que se llegue a un consenso en el incremento de la jornada máxima legal en todos los Estados miembros, por ejemplo.
Además, la subcomisión considera que los planes de igualdad de las empresas deben contar con un contenido mínimo de obligado cumplimiento en materia de medidas de conciliación y corresponsabilidad, siendo ratificados por el servicio administrativo correspondiente y que se mantengan y refuercen los instrumentos de evaluación establecidos al respecto.
Es más, cree que sería muy beneficioso en materia de conciliación que se estudie la posibilidad de adaptar y desarrollar la figura del contrato a tiempo parcial para que sea un instrumento utilizado con carácter general, con el fin de lograr una mayor adaptación de la vida laboral, familiar y personal.
No obstante, dice que hay que establecer como contenido mínimo de los convenios colectivos la regulación de un derecho individual a solicitar la adaptación de la duración y distribución de la jornada por motivos de conciliación.
HORARIOS COMERCIALES
Por otro lado, se solicita un marco de horarios comerciales donde el comerciante y los trabajadores y trabajadoras tengan derecho a conciliar su vida personal, familiar y laboral y que respete el equilibrio entre los distintos formatos comerciales. Para ello, se propone la elaboración de informes y estudios que permitan obtener datos sobre la realidad española y apoyar la puesta en marcha de reformas en este sentido.
Se propone a su vez la reducción progresiva de la jornada laboral dado que, en ocasiones, distintas intervenciones y ponentes han defendido la existencia de un horario laboral homogéneo con salida máxima a las 18 horas, al igual que ocurriría si las administraciones públicas aplicasen el Plan Concilia, aprobado en 2005.
Sin embargo, en este punto existen discrepancias, según indica el informe, ya que si en las grandes ciudades todo el mundo saliese a la misma hora, los atascos serían infinitos. El mismo problema se daría en las oficinas, porque las empresas rentabilizan espacios mediante la utilización de diferentes turnos laborales, apunta el trabajo del Congreso.
HORARIOS TELEVISIVOS
Este trabajo elaborado por el Congreso recoge la necesidad de que las televisiones adelanten los horarios de emisión de los informativos, para conseguir adelantar sus horarios 'prime time', antes de las 23.00 horas, además de que erradiquen los contenidos sexistas y que contribuyan a la perpetuación de estereotipos en el rol de la mujer, fomentar la autoestima y la dignificación de ésta y adoptar las medidas necesarias para la equiparación en la toma de decisiones en aspectos domésticos y familiares del hombre y de la mujer.
Las empresas familiar y socialmente responsables invierten en servicios de escolarización infantil, en la ampliación de permisos parentales y en una mayor flexibilidad horaria y presencial y por ello esta Comisión propone la incentivación de estas empresas mediante beneficios, desgravaciones o exenciones fiscales.
"Sería muy positivo para que viesen recompensada la inversión que realizan y para animar a otras empresas a llevar a cabo las mismas medidas. A tales efectos se propone la elaboración de un listado orientativo de medidas eventualmente bonificables o recompensables en beneficio de las empresas", sentencia.