Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso guarda un minuto de silencio por las víctimas de violencia de género al inicio del Pleno sobre la consulta

El Pleno Congreso de los Diputados ha guardado este martes un minuto de silencio por las mujeres asesinadas víctimas de violencia género, atendiendo así la solicitud del PSOE, y justo al inicio del Pleno monográfico sobre la consulta soberanista.
El presidente del Congreso, Jesús Posada, ha procedido a la lectura de un declaración institucional en la que ha destacado que la violencia de género es "un drama colectivo" que España lleva viviendo desde "hace demasiado tiempo".
En señal de condena y en recuerdo de todas las mujeres víctimas y como mensaje de unidad de todas las fuerzas políticas frente a los asesinos y maltratadores ha rogado a los parlamentarios presentes un minuto de silencio por todas las víctimas. Posteriormente los presentes en el Hemiciclo se han levantado y guardado silencio durante un minuto para después aplaudir ante la iniciativa.
A SOLICITUD DEL PSOE
En la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces, la portavoz parlamentaria de los socialistas, Soraya Rodríguez, ha celebrado que "por primera vez" la Cámara Baja vaya a rendir un homenaje al "pesado" número de víctimas de la violencia machista que suma España. De hecho, ha comentado que este 2014 ya será "un año trágico" por el número de casos contabilizados.
Según las últimas cifras oficiales aportadas por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, a fecha de 7 de abril, son 18 las mujeres fallecidas a manos de sus parejas y hay tres en casos en investigación.
La dirigente socialista, que envió la semana pasada una carta con esta demanda del minuto de silencio al presidente del Congreso, Jesús Posada, se ha felicitado de que todos los grupos parlamentarios hayan apoyado su iniciativa porque es "importante" que las víctimas de la violencia de género vean "juntas" a todas las fuerzas políticas luchando contra esta "lacra".
Pero también considera fundamental que así les vean sus "verdugos", a los que, según ha remarcado, con este gesto la Cámara Baja les lanzará el mensaje de que en la sociedad española "no hay oxígeno para los maltratadores y asesinos", que deben sentir, según sus palabras, "el más absoluto desprecio" de todos los españoles.
DEBE SER UNA "PRIORIDAD" DEL ESTADO
Precisamente la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) interpelará este miércoles al Gobierno sobre un asunto que se ha convertido en una "emergencia social", puesto que se están registrando cifras de mujeres asesinadas que no son ven desde 2006, lo que, según ha subrayado la diputada de ICV, Laia Ortiz, exige que se convierta en una "prioridad" del Estado".
De ahí que en su interpelación, su grupo parlamentario vaya a instar al Ejecutivo a trabajar por la consecución de un acuerdo social y político en esta materia y a que tenga en cuenta el impacto negativo que los recortes en las políticas de lucha contra este problema están ocasionando.
REFORZAR LAS MEDIDAS
Precisamente, el Gobierno ha decidido reforzar las medidas para hacer frente a la violencia de género teniendo en cuenta una mayor información para las víctimas, que a partir de ahora sabrán "en todo momento" cuál es la situación penitenciaria del agresor y conocerán cualquier resolución de los juzgados de vigilancia penitenciaria. De esta forma, se podrá revaluar el riesgo.
Se trata de una medida que fue acordada este lunes en una reunión interministerial entre Jorge Fernández Díaz, Alberto Ruiz-Gallardón y Ana Mato, los responsables de Interior, Justicia y Sanidad y Servicios Sociales, respectivamente.
Los tres ministros han coincidido en la necesidad de intensificar la lucha contra esta lacra "desde el diálogo y el consenso con todos los agentes implicados, y con el apoyo de toda la sociedad". Entre las medidas que se han acordado en el encuentro, destaca la revisión del protocolo de valoración del riesgo por parte de las víctimas de violencia de género.
La valoración del riesgo, que se revisará periódicamente, se basaráen un nuevo cuestionario, que incluirá datos como la situación de discapacidad, si la víctima tiene menores a su cargo, su situación laboral y otros factores de vulnerabilidad.