Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Consejera andaluza ve "reconocidas" las reivindicaciones andaluzas y reclama claridad para "no generar alarmas"

La consejera andaluza de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, considera "reconocidas" las reivindicaciones que Andalucía ha planteado al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) para la lucha contra el ébola y ha pedido a instituciones y medios de comunicación claridad y colaboración para "garantizar que la información" que llega a los ciudadanos es "adecuada" y se pueda garantizar que "no se generen alarmas".
En declaraciones a los medios de comunicación al término del CISNS, ha señalado que la ministra, Ana Mato, prevé plantear en la primera reunión del comité especial para la gestión de la enfermedad, que se reúne esta tarde en el Palacio de la Moncloa, su reclamación de que las comunidades autónomas estén representadas en este órgano cuya creación ha sido aprobada hoy mismo y que presiden la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.
"Independientemente de que, ahora por razones obvias, esté Madrid, creemos que se puede incorporar una representación de las comunidades autónomas para coordinarnos con el Gobierno de España", ha señalado la consejera andaluza.
Sánchez Rubio también entiende reconocidas las peticiones de Andalucía en cuanto a que se ha admitido que "algo falló y que hay que investigar". Así, en consonancia con lo que ha venido manteniendo, será cuando termine esa investigación cuando se deban adoptar las medidas pertinentes, en alusión a exigir posibles responsabilidades.
La responsable andaluza también ha saludado el compromiso de modificar los protocolos de actuación que permitan "garantizar la seguridad de la ciudadanía y su confianza en los mecanismos de la salud pública" y, como ya había hecho a la entrada de la reunión, ha mostrado su apoyo a la auxiliar enfermera contagiada con el virus y también a la comunidad sanitaria.
Por otro lado, ha mostrado la "solidaridad territorial de Andalucía con las comunidades autónomas y con el Gobierno" y, en ese sentido, ha enmarcado su llamamiento para la "máxima colaboración de las instituciones y de los medios de comunicación" para evitar que se produzcan alarmas sociales que, según sus palabras, no se corresponden con la situación sanitaria.
Por último, la consejera no ha querido trasladar los "detalles" de lo que el Consejo Interterritorial habría comentado sobre las polémicas declaraciones del consejero madrileño, Javier Rodríguez, sobre la profesionalidad de la auxiliar pero ha recalcado que, desde su punto de vista, no han sido "adecuadas". "Está responsabilizando a la persona que se había contagiado y no me parece oportuno", ha recalcado.