Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Consejo Valenciano de Cultura aboga por pedir responsabilidades por el incendio y por usar drones para vigilar montes

El presidente del Consejo Valenciano de Cultura (CVC), Santiago Grisolía, se ha mostrado partidario de que se pidan responsabilidades por el incendio declarado en Cullera (Valencia) tras el disparo de unos fuegos artificiales, así como del uso de drones --sistemas aéreos no tripulados-- para controlar los montes.
El máximo responsable del organismo consultivo se ha referido en estos términos, al finalizar el pleno de la institución celebrado este martes, al fuego que el pasado sábado se declaró en la montaña de Cullera tras el lanzamiento de unos fuegos artificiales con motivo de una fiesta local.
El profesor Grisolía ha recordado que la Comunidad Valenciana se encuentra en estos momentos "en una sequía que nos abruma", por lo que ha instado, al menos mientras persistan estas condiciones, a prohibir "todas las manifestaciones como fuegos (artificiales), hogueras etcétera" en las proximidades de masas forestales.
"MUY PREOCUPANTE QUE NO SE HAGA CASO"
Preguntado por si cree que deberían derivarse responsabilidades por la decisión de disparar el espectáculo pirotécnico pese a que los bomberos remitieron un fax dirigido al alcalde de Cullera (Valencia), Ernesto Sanjuán, en el que se le advertía de que el Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat había decretado el nivel de preemergencia por riesgo extremo de incendio forestal, Grisolía ha calificado de "muy preocupante que no se haga caso a los que verdaderamente conocen" la situación y, en consecuencia, se ha mostrado a favor de pedir explicaciones.
Además, ha señalado que el pasado 15 de abril envió una carta --que aún no ha tenido respuesta, ha precisado-- al consejero de Gobernación, Serafín Castellano, en la que le proponía la posibilidad de usar drones para vigilar masas forestales.
"Hay que estar pendientes y lo más importante es actuar rápidamente; me da mucho miedo el momento actual porque la vida de mucha gente puede estar en peligro", ha reflexionado el presidente del CVC.