Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Consejo Valenciano de Cultura pide asegurar que el valenciano "tenga presencia en todo el proceso educativo"

El Consejo Valenciano de Cultura (CVC) ha aprobado una 'Declaración sobre la lengua de los valencianos y su enseñanza' en la que reclama asegurar que el valenciano "tenga presencia en todo el proceso educativo y accesibilidad universal entre los valencianos".
El documento --que ha salido adelante con 12 votos a favor, 5 en contra y uno en blanco-- recuerda que "los valencianos tienen, como pueblo dotado de autonomía propia en el marco del Estado Español, entre otros muchos elementos que le singularizan y le dotan de personalidad particular, un que le identifica y aporta carácter unitario: la lengua, es decir, el valenciano".
En este sentido, defiende que "la escuela es la mejor y más estable plataforma para su aprendizaje y divulgación, junto a la familia". "Es cierto que también en la calle, instituciones, trabajo, en la cultura y en otros muchos lugares, se puede y debe de hacer uso y que también son fuentes eficaces de proliferación y promoción, pero sólo la escuela puede integrar la lengua de los valencianos entre las habilidades cognitivas y de aprendizaje como una forma segura de pervivencia, prestigio, solvencia y habilitación entre las nuevas generaciones que tendrán que heredarla y usarla", apunta.
"Y mucho más ahora, en estas circunstancias históricas concretas cuando acabamos de perder un medio propio y público de divulgación de nuestra lengua tan eficiente y eficaz como era Radiotelevisió Valenciana (RTVV). Porque queda claro y todos sabemos que ni la familia ni la calle son escenarios suficientes para asegurar la perdurabilidad del valenciano", argumenta.
El CVC subraya, en consecuencia, la "importancia de impulsar y proteger su enseñanza desde las primeras fases de los ciclos educativos". "Es en este contexto donde la administración valenciana hace tiempo que vio claro que hacía falta dotarse de una ley propia --la Llei d'Ús i Ensenyament del Valencià (LUEV)-- porque era necesario asegurar su conocimiento y poder usarla con normalidad en todo el territorio valenciano".
Desde entonces, prosigue el texto, "todos los valencianos y valencianas tenemos el derecho de usarla y la obligación de aprenderla con independencia de la opción personal de usarla o no cada día. Y es una ganancia que no podemos poner ahora en riesgo", advierte.
Por contra, el CVC apuesta por "fomentar su uso, impulsar su prestigio público, garantizar su normalización y asegurar que en todo el proceso educativo el valenciano tenga presencia y accesibilidad universal entre los valencianos".
La presidenta de la Comisión Jurídica, Pepa Frau, quien ha leído y dado forma al texto, ha recalcado la relevancia de la enseñanza en valenciano, "una de las pocas herramientas para defender la lengua después del cierre de RTVV, porque detrás de la lengua va la cultura y la identidad como pueblo". Por eso, ha expresado su esperanza de que la declaración obtuviera el máximo consenso posible.
Sin embargo, varios de los consejeros han expresado su rechazo a la declaración, que, en un principio tenía cuatro páginas pero que, posteriormente, tras pasar por comisión de gobierno, ha sido reducida a poco más de una hoja.
El más crítico ha sido Martín Quirós, quien ha asegurado que el primer borrador tenía "contenido político" y que al recortarlo se ha quedado en "ni carne ni pescado", al tiempo que ha tildado de "absurdo" realizar una declaración previa si en un futuro está previsto elaborar un informe sobre el tema.
"LECTURA SUBLIMINAL"
Por su parte, José María Lozano ha considerado que esta declaración mantiene una "lectura subliminal de crítica de la política de la Generalitat" y Vicente Farnós ha opinado que no es "ni la oportunidad ni la ocasión" para hacer público este documento y ha instado a esperar al informe para hacer un pronunciamiento público.
En el lado contrario, varios consejeros --entre ellos Ana Noguera y Glòria Marcos, entre otros-- han dicho que sí es el momento adecuado, puesto que se está en plena campaña de matriculación escolar y hay una "sensibilización social" ante la pérdida de líneas en valenciano, sobre todo en Educación Infantil, tal y como han puesto de manifiesto entidades como Escola Valenciana.
Ante el debate, se ha optado por someter la declaración a votación y el resultado ha sido de 12 votos a favor, 5 en contra y uno en blanco.