Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Continúa la búsqueda de Ángeles Zurera en un vertedero de Córdoba

La búsqueda en esta zona, que se está haciendo con cuatro máquinas excavadoras, dos perros especialistas y sondas de rastreo, continuará durante tres o cuatro días más hasta que se desmonte el vertedero. Este rastreo se ha iniciado siguiendo las directrices marcadas por el Juzgado de Instrucción de Aguilar de la Frontera que lleva el caso y se inscribe en el marco de las investigación que tiene abierta la Benemérita por este caso.
Este es el lugar donde su ex marido, Manuel Reina, solía vaciar los escombros que trasladaba en su camión. Los terrenos ocupan una superficie de 4.000 metros cuadrados y se encuentran a un kilómetro de la localidad, junto a la antigua carretera que une Moriles con Aguilar (CO-3132).
Desde el principio, las fuerzas de seguridad han investigado a Manuel Reina, puesto que cuando se produjo la desaparición estaba en proceso de divorcio de su mujer. Un divorcio que, precisamente, se hizo efectivo una vez que Angelines ya se había perdido.
Además, el juzgado de Aguilar condenó el pasado mes de marzo al ex marido por un delito de malos tratos contra la mujer, puesto que pocos días antes de su desaparición le propinó un puñetazo que le ocasionó diversas heridas en el rostro que precisaron de asistencia médica en el Hospital de Montilla (Córdoba). No obstante, el ex marido siempre ha negado su participación en la desaparición.
Hasta en tres ocasiones se ha buscado el cuerpo con perros rastreadores de cadáveres por distintos lugares del término municipal y se ha rastreado con buzos de la Guardia Civil la laguna de Zóñar y distintas alpechineras de la localidad.
En proceso de divorcio