Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las monjas del Convento donde se busca a Cervantes no ven alterada su vida diaria por el georradar

Sor Maria Amada de Jesús, madre superiora del Convento de las Trinitarias Descalzas, situado en la calle Lope de Vega del madrileño barrio de Las Letras, en el que ha entrado este lunes el georradar para buscar los restos de Miguel de Cervantes en el subsuelo de la Iglesia, ha asegurado que la búsqueda no está alterando su vida diaria.
"Como si no fuera con nosotras, es fuera de la zona de clausura, es en la Iglesia. Nuestro vivir diario no lo van a alterar, ya nos lo aseguraron", ha indicado a Europa Press la madre superiora.
No obstante, aunque han dado permiso para la búsqueda con georradar, en caso de que se localicen restos en el subsuelo, las religiosas pensarán en comunidad si dar o no el permiso para la posible excavación ya que acaban de restaurar los retablos y las imágenes.
Las monjas trinitarias autorizaron la entrada del georadar porque les habían asegurado que el piso del Monasterio no iba a sufrir ningún quebranto, pero en caso de que se detecten restos humanos y se necesite excavar, los impulsores de la búsqueda tendrán que volver a pedirles otro permiso.