Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Coordinadora de ONGD cree que la forma de evitar una nueva epidemia de ébola es la "prevención"

Después de que la Organización Mundial de la Salud haya declarado este viernes la emergencia sanitaria internacional por el brote de ébola en África occidental, el vocal de comunicación de la Coordinadora de ONGD de España, Alejandro Echegaray, ha asegurado que "la mejor" forma de solucionar esta situación es que los países del Norte "apuesten por la prevención en el desarrollo sanitario" con el objetivo de que "estas situaciones no se lleguen a producir".
En declaraciones a Europa Press Televisión, Echegaray ha señalado que hay que "apostar por el impulso de la salud en los países donde tienen lugar estas emergencias". Además, ha manifestado que es "muy importante la sensibilización a nivel local y la formación de los cuadros médicos". Echegaray ha considerado que las medidas preventivas ayudan a "impedir que si surge algún caso de estos, derive en una epidemia como la actual".
"Es siempre mucho más eficaz la labor preventiva que andar planteándonos medios de los que tal vez se puedan disponer o tal vez no", ha indicado. Además, ha asegurado que "es fundamental" centrar los "esfuerzos" no solo ahora, sino "de forma permanente en los países donde surgen estas emergencias". "Lo fundamental es que no tengamos en el futuro que volver hablar de una epidemia de ébola", ha añadido Echegaray.
Por otro lado, sobre la decisión de la OMS de declarar el estado de emergencia por la epidemia de ébola, Echegaray ha señalado que si la organización ha decidido tomar esa decisión ahora, hay que "confiar en que se ha tomado con conocimiento de causa y con la debida prudencia". Además, ha considerado que las medidas "son suficientes" y que "los profesionales de la OMS saben muy bien cómo afrontar este tipo de situaciones".