Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cosidó afirma que las instituciones que "alientan" a los violentos hacen un "flaco favor" a la convivencia democrática

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha señalado que la violencia es algo "proscrito" en una sociedad democrática. Así se ha referido a la situación del barrio barcelonés de Gracia y ha agregado que cuando desde las instituciones públicas se da "cualquier tipo de aliento o justificación" a los violentos se hace un "flaco favor " a la convivencia democrática.
En ese sentido, Cosidó ha remarcado que cualquier acto violento debe ser "condenado y rechazado", además de reiterar el "repeto" que merecen las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, "sea la Policía Nacional, la Guardia Civil o la policía autonómica". Igualmente, el director general ha confirmado que le consta que los Mossos de Escuadra están desarrollando su labro con "prudencia, equilibrio y proporcionalidad", por lo que ha expresado su "apoyo".
Ignacio Cosidó ha participado este viernes en Segovia en la clausura del cuarto Curso Superior de Gestión para altos mandos policiales, que ha tenido lugar en el campus de Santa Cruz la Real, de IE University.
En declaraciones a los medios de comunicación, Cosidó ha valorado que en los últimos años, con una crisis "tan profunda" haya habido una situación de "paz social" y de "ausencia de cualquier tipo de incidente grave". Igualmente, ha recordado que el Cuerpo Nacional de Policía cuenta con el "uso legítimo" de la fuerza para garantizar esa convivencia.
Una calma cuya responsabilidad ha atribuido a la sociedad española, que tiene unos "principios muy claros de tolerancia" y respeto. También a la Policía Nacional, que ha tenido un comportamiento "impecable", según ha señalado.
En esa línea, Ignacio Cosidó ha argumentado que, cuando se han producido heridos en manifestaciones, "muchas veces han sido más en la Policía que en los manifestantes", lo que le ha llevado a reiterar que las actuaciones han sido siempre "proporcionadas, equilibradas y medidas". El director general de Policía ha explicado que no ha recibido "comunicación formal" alguna sobre una denuncia por una de esas manifestaciones con heridos.
Por otro lado, Cosidó ha sostenido que la gestión es uno de los retos más importantes de la Policía de cara al futuro. El director general ha destacado que España cuenta con "una de las mejores policías del mundo", aunque ha señalado el "desafío" de mejorar la eficiencia en la utilización de los medios humanos y materiales, así como en la gestión.
De este modo, ha valorado la importancia de formar a los altos mandos, a los que ha calificado como los "líderes" llamados a abordar esa transformación del Cuerpo Nacional de la Policía. Y es que, según Cosidó, la mejor manera de transformar una organización es "desde la formación".