Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Crece la moda de la cirugia estética genital en EEUU y Gran Bretaña

La moda de la genitoplastia se extiende por EEUU. Aunque comenzó en Gran Bretaña hace unos años, es en Hollywood donde parece tener más éxito. Según el British Medical Journal, la genitoplastia "tal y como se practica en el mundo occidental, por lo general consistente en reducir o cambiar la forma de los labios mayores o menores, pero también puede incluir la reducción en la capucha de piel que cubre el clítoris o incluso en el acortamiento de la vagina en sí misma".
La cirugía íntima ha acaparado terreno en el ámbito de la cirugía plástica hasta convertirse en toda una especialidad. Representa una solución para diversos trastornos genitales. Sin embargo, es una moda que muchos médicos y publicaciones especializadas, como the British Medical Journal, denuncian.
Consideran que las mujeres se ven sometidas a la presión de los medios de comunicación y del consumismo, que explotan sus inseguridades, lo que implica someterse a operaciones que tienen un riesgo. La cirugía plástica en los labios vaginales puede suponer un peligro para las fibras nerviosas en lugares muy sensibles.
Los tipos de cirugías más frecuentes de este tipo son la reducción y el aumento de labios o la liposucción del monte de Venus.
La cirugía también afecta a la remodelación del clítoris, ya sea reduciéndolo o exponiendo el clítoris oculto.
Además, dentro de estas posibles operaciones se encuentra la reconstrucción del himen, que suele deberse a un factor meramente estético o cultural, o al rejuvenecimiento vaginal, que se realiza cuando la vagina se ve ensanchada debido a varios partos, envejecimiento o deterioro del tono muscular.