Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Crece el riesgo de fuegos en la zona noreste de Cataluña

El elevado riesgo de incendio forestal en el noreste de Cataluña previsto para este miércoles aumentará ligeramente, según el parte de la Generalitat para el sexto día de la ola de calor.
Se prevé un peligro muy alto y extremo en zonas de la Cataluña central y del interior de las comarcas de Tarragona; alto en casi todo el resto del territorio, y moderado solo en zonas elevadas del Pirineo Occidental y Oriental.
Las temperaturas en las horas centrales del día no serán tan altas como las de este martes y solo se esperan lluvias por la tarde en la zona del Pirineo, con un viento flojo y de componente sur en el litoral.
Una tramuntana moderada con algún golpe fuerte soplará desde la madrugada hasta el mediodía; las humedades relativas serán parecidas a las de este martes, incluso un poco menores, y en L'Empordà (Girona) bajarán por la tramuntana y el viento de componente sur.
SIGUE EL AVISO
El aviso vigente por la ola de calor está previsto que dure hasta este viernes, y la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural (DAAM) de la Generalitat mantiene la suspensión de todos los permisos para actividades que supongan riesgo de incendio forestal en 304 municipios afectados en días anteriores.
En cuanto a este martes, los Bomberos de la Generalitat han trabajado en incendios de vegetación en Subirats (Barcelona), donde ha ardido una hectárea de matorral y margen y 1.500 metros cuadrados forestales sin árboles; en 1.100 metros cuadrados de matorrales de Sant Fruitós de Bages (Barcelona), y en 800 metros cuadrados la Selva del Camp (Tarragona).
También se han realizado rutas de vigilancia con medios aéreos de los Bomberos de la Generalitat y el Cuerpo de Agentes Rurales con la colaboración del helicóptero del Sercivio catalán de Tráfico(SCT), mientras que el Grupo de Actuaciones Forestales (GRAF) de los Bomberos ha realizado rutas terrestres de vigilancia para las zonas más sensibles.