Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La crisis afecta al Día de Todos los Santos

La crisis afecta a los difuntos. Si antes la gente compraba ramos de flores, ahora la gente ha pasado a comprar una simple flor e incluso a no comprarla y traerla de casa comprada en tiendas más baratas. Esto está afectando a las floristerías situadas junto a los cementerios. La flor que más se vende son lo crisantemos, los más baratos. No sólo en flores si no la gente también ahorra en los entierros: se prefieren los nichos, ataúdes sencillos, menos recordatorios,.. Esto ha hecho que se reduzca el gasto económico un 20%.