Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cruz Roja Española ha atendido a casi 13.000 refugiados en las islas griegas de Samos y Chíos desde septiembre

Cruz Roja Española ha atendido a 12.900 personas refugiadas y migrantes a través de las Unidades Móviles de Salud que mantiene desplegadas desde el pasado mes de septiembre en las islas griegas de Samos y Chíos, principal punto de acceso para las cientos de miles de personas que huyen de la guerra.
Según ha informado este jueves la institución humanitaria, hasta el momento 55 delegados de emergencias han integrado el operativo humanitario de Cruz Roja Española en Grecia, trabajando en estrecha colaboración con la Cruz Roja Griega y el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. En la actualidad son 11 los que están sobre el terreno.
Una de las principales preocupaciones de Cruz Roja ante esta crisis de refugiados es la bajada de las temperaturas, porque el mal tiempo pone en riesgo la vida de cientos de miles de refugiados que se encuentran desplazándose por Europa.
"La hipotermia es una de principales preocupaciones sanitarias para estos cientos de miles de personas que se encuentran ahora en Europa central y los Balcanes, fundamentalmente para las personas mayores, la infancia y aquellos que padecen otras enfermedades o dolencias", explica la institución.
Sus equipos médicos también temen el impacto psicológico del empeoramiento de las condiciones de estas personas, que ya escapan de guerras o de pobreza extrema. "Es vital que los gobiernos vean esta protección como algo prioritario y asegurar así que la situación no sea significativamente peor", dice el director de la Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja en Europa, Simon Missiri.
Cruz Roja urge a los gobiernos para que tomen medidas para proteger a las personas que buscan seguridad y cubrir sus necesidades básicas, una apuesta que es prioritaria para la organización, centrada en la actualidad en suministrar ayuda básica como comidas calientes, cobijo, abrigo, mantas o sacos de dormir. Asimismo, está reforzando las unidades móviles de salud a lo largo de las distintas rutas de tránsito.