Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡Cuidado con tu tinte para el pelo!

Abigail Colbourne, de 15 años, sólo quería cambiar su color de pelo y terminó pareciéndose a un monstruo.telecinco.es
"Los cosméticos que están regulados no tiene por qué provocar problemas si no tienen antecedentes de alergias", destaca la dermatóloga Rosa Ortega. Son los cosméticos importados de forma clandestina y sin regulación los que están incrementando las estadísticas.
La parafenilenediamina es la causante de la mayoría de las alergias provocadas por cosméticos . Las normas de la Unión Europea establecen que estos productos no pueden contener más de un 6 % de parafenilenedianima. Sin embargo, tintes, barras de labios o lacas de uñas se venden en algunos establecimientos sin pasar los controles que certifiquen su seguridad.
"El problema está en que los productos importados de forma clandestina se venden sin cumplir la normativa. No sabemos si en el país de origen hay una norma y menos que se ajuste a las reglas europeas", destaca Rosa Ortega.
Los clientes que compran estos productos sacrifican su seguridad por el precio. "Quienes compran este tipo de cosméticos corren riesgos", cuenta Ortega. .Eccemas, enrojecimiento, inflamación… Son los síntomas más comunes de las alergias provocadas por cosméticos. "La mayor o menor gravedad depende del grado en que se haya contactado o de la sensibilidad del enfermo", destaca la doctora Rosa Ortega.
Las lacas de uñas, barras de labios, tintes… Cualquier cosmético que esté fuera de la normativa europea puede provocar reacciones alérgicas. Rosa Ortega recomienda "comprar cosméticos de firmas con credibilidad con un control supervisado". Explica que "hay productos muy competitivos a precios asequibles". Todo para no correr riesgos.  CGS