Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El volcán de Cumbre Vieja (La Palma) emite más de 900 toneladas diarias de CO2

El volcán Cumbre Vieja (La Palma) emite 911 toneladas diarias de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera, resultados que, según el Involcan, se encuentran dentro de la normalidad pero confirman el registro de fluctuaciones significativas en el proceso de desgasificación del volcán durante los últimos cuatro años.
Estos datos han sido obtenidos por el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan) durante la campaña científica de 2014, donde se han realizado centenares de medidas de flujo difuso de CO2 distribuidas en los 220 kilómetros cuadrados de superficie del volcán Cumbre Vieja siguiendo criterios volcano-estructurales y de accesibilidad.
Según el Involcan, el registro obtenido es inferior a los registrados en 2011 y 2013, aproximadamente 1.500 toneladas diarias, pero superior al registrado en 2012, confirmándose el registro de fluctuaciones significativas en la emisión difusa de dióxido de carbono en Cumbre Vieja durante los últimos cuatro años.
Los datos obtenidos reflejan que estas fluctuaciones se han visto acompañadas por cambios significativos sobre la emisión de helio-3 registrado en La Palma, y demuestran que los registros diarios de CO2 se encuentran dentro del rango de valores normales para el Cumbre Vieja: de 176 a 1.271 toneladas diarias de emisión difusa de dióxido de carbono.
El Involcan aclara que estas emanaciones de CO2 no son perceptibles a las personas, dado que son muy débiles. En comparación con las que se registran en otros sistemas volcánicos activos, éstas se diluyen rápidamente en el aire y no son visibles al ojo humano, por lo que no representan un peligro para las personas, añade.
GRAN UTILIDAD
Para el Instituto, el estudio de estas emanaciones naturales son de una gran utilidad para el fortalecimiento del sistema de alerta temprana ante posibles erupciones volcánicas y crisis sismo-volcánicas.
De hecho, recuerda que en el caso de la reciente erupción submarina de El Hierro, investigaciones realizadas por el grupo volcanológico del ITER registraban tasas de emisión difusa de dióxido de carbono anómalas previas a la erupción submarina.
De igual forma, durante la reciente crisis sismovolcánica de Tenerife, ocurrida en Tenerife de 2004 a 2005, se llegaron a registrar tasas de emisión difusa de CO2 en la Dorsal Noroeste que alcanzaron las 867 toneladas diarias.
MAYOR NÚMERO DE ERUPCIONES
El edificio volcánico Cumbre Vieja se ha construido durante los últimos 200.000 años y ha registrado el mayor número de erupciones históricas del archipiélago con siete de un total de 16 (1430-1440 Tacande; 1585 Tehuya; 1646 San Martín o de Tigalate; 1667/1678 San Antonio; 1712 Charco; 1949 San Juan, y 1971 Teneguía) y se localiza en la isla que registra los más altos niveles de emisión de helio-3 en Canarias.
Por lo tanto, según el Involcan, se trata del sistema volcánico insular de Canarias con una mayor número de papeletas para acoger a la próxima erupción que tuviera lugar en el archipiélago.
Cumbre Vieja registra la mayor tasa de emisión difusa de dióxido de carbono por kilómetro cuadrado, con 4,14 toneladas diarias, casi el doble que el que se ha registrado para los sistemas volcánicos insulares de la Dorsal Noroeste de Tenerife (con 2,6 toneladas diarias) y El Hierro (con 2,5 toneladas diarias).