Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CyL aboga por el consenso pero recuerda que la tensión deriva de la "modificación caprichosa" de Zapatero

El portavoz de la Junta de Castilla y León, José Antonio de Santiago-Juárez, ha apelado al consenso respecto a la modificación de la ley del aborto en la que trabaja el Gobierno de la nación y ha aprovechado la ocasión para recordar que las actuales tensiones derivan de la "modificación caprichosa" que realizó en 2010 el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero.
"El asunto estaba pacificado y no se sabe muy bien por qué se modificó", ha manifestado el portavoz de la Junta, que ha recordado que el tema del aborto, en el que nunca ha habido consenso político, había conseguido "cierto consenso social" tras la norma de 1985 el Ejecutivo del PP no tocó en sus anteriores 8 años de gobierno, según ha rememorado.
De Santiago-Juárez ha cargado a este respecto contra el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero por haber modificado la Ley del Aborto en 2010 "sin motivo", a su juicio, ya que los socialistas no lo llevaron en su programa electoral y "no lo pedía nadie". "Aquello que estaba pacificado se empezó a tensionar por algunas cuestiones que introdujo, que no estaba previsto y que no explicó muy bien", ha considerado el portavoz, quien ha admitido que se trata de un asunto en el que hay posiciones "tan distantes" desde los puntos de vista cultural, social y ético.
El portavoz de la Junta ha aclarado también que el Gobierno de Mariano Rajoy está "legitimado" por las urnas para reformar la Ley, como ofreció en su programa electoral, y ha aprovechado la ocasión para aclarar que, en cualquier caso, lo que está sobre la mesa en estos momentos es un anteproyecto de reforma.
"Vamos a hacer la ley con el mayor número de gente agusto y sin tensiones", ha reclamado De Santiago-Juárez, que ha preferido no pronunciarse permanentemente sobre un asunto en el que la Junta de Castilla y León ya ha fijado posición.
A su juicio, este debate se debe también a que "los de enfrente" tienen "poco que decir" porque "están despistados en casi todo" y "se agarran a lo que sea".
Respecto a una posible reunión del ministro de Justicia, Alberto Gallardón, con los "barones" del PP, el portavoz de la Junta ha descartado que se vaya a producir una reunión formal con el presidente de la Junta ya que, según ha explicado, en el Comité Ejecutivo del PP de ayer el ministro ofreció la "puerta abierta" de su despacho para los presidentes autonómicos, "siempre" y "en tono positivo", ha garantizado De Santiago-Juárez.
"Hay barones y no varones, también hay mujeres, alcaldes....", ha añadido el portavoz de la Junta, quien ha secundado la recomendación del presidente del Gobierno al ministro en el sentido de que escuche "todas las voces" para buscar "el más amplio acuerdo social en un tema tan delicado y complicado".