Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La DGT comparecerá mañana en el Congreso para dar cuenta de las últimas cifras de siniestralidad vial

La directora general de Tráfico, María Seguí, comparecerá este martes en el Congreso de los Diputados para dar cuenta de las últimas cifras de siniestralidad vial, así como para detallar la reforma de la Ley de Tráfico, que fue ratificada en la Cámara Baja el pasado 20 de marzo.
Precisamente este pasado fin de semana ha sido uno de los que más accidentes y víctimas de tráfico ha registrado en lo que va de año, con la pérdida de 20 vidas en 15 accidentes en las carreteras españolas.
En concreto, Seguí comparece a petición propia en la Cámara Baja para recordar las cifras de siniestralidad de 2012 y 2013, que ya se conocen, así como las del primer trimestre de 2014, hechas pública la semana pasada.
PRIMER TRIMESTRE DE 2014
Estos tres primeros meses de 2014 se han cerrado con 219 fallecidos en las carreteras españolas, lo que supone una bajada del 9 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior.
Pese a estas cifras, el mes de marzo ha registrado un aumento de la víctimas, con respecto a 2013, lo que rompe la tendencia de reducción que se venía registrando en enero y febrero de este año. Así, según las estadísticas de la DGT, en el tercer mes de 2014 se han contabilizado 90 muertos en 76 accidentes de tráfico, frente a los 69 fallecidos en 64 accidentes en marzo del año anterior.
Los datos obtenidos hasta el 31 de marzo de 2014, unidos a los de enero (60 fallecidos) y febrero (69 fallecidos), hacen un total de 219 víctimas en las carreteras en 2014, 22 menos que en el primer trimestre del año 2013. Y es que, a pesar del ascenso de este último mes, el año comenzó con una bajada de 20 víctimas en enero y 22 en marzo.
También se ha registrado un descenso del 8 por ciento en el número de accidentes en los tres primeros meses del año. En 2014 se han producido hasta ahora 198, mientras que en 2013 a estas alturas se habían producido 215.
2013, AÑO CON MENOS MUERTOS EN CARRETERA
Mientras, en 2013 fue el año con menos muertos en carretera en España, ya que fallecieron 1.128 personas en accidente de tráfico ocurrido en vías interurbanas, 173 menos que en 2012, lo que representa un descenso del 13,3 por ciento; una cifra que es incluso "mucho más baja" que la de 1960, primer año en que existen estadísticas y el número de vehículos era 30 veces menor, según informa la DGT.
Además, el descenso de las víctimas mortales se repite por décimo año consecutivo y por primera vez, en 2013, el número de accidentes mortales en carretera no superó la barrera de los mil, mientras que los heridos graves se redujeron un 16 por ciento.
REFORMA DE LA LEY DE TRÁFICO
Por otro lado, la directora general de Tráfico detallará la reforma de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial, ratificada por el Congreso el pasado 20 de marzo y por la que, entre otros puntos, se hace obligatorio el uso del casco a los menores de 16 años en las ciudades, sigue siendo obligatorio en las vías interurbanas; se podrá cortar una carretera o tramo por causas medioambientales, como exceso de contaminación; se podrá inmovilizar un vehículo si no se dispone del dispositivo de retención infantil; o se prohíben los detectores de radar, no así, los dispositivos que exclusivamente informan de la ubicación de los radares.
Igualmente, se eleva a 1.000 euros la sanción por conducir con presencia de drogas en el organismo y de alcohol cuando se duplique la tasa permitida o en caso de reincidencia y en los accidentes de tráfico ocasionados por atropello de especies cinegéticas, con carácter general, la responsabilidad será del conductor del vehículo.
Según defendió la DGT, el objetivo de la norma aprobada es reducir la siniestralidad vial y mejorar la seguridad de los distintos usuarios de la vía, adaptando o modificando otros aspectos que no sólo den respuesta a las necesidades de los conductores, sino también a los cambios que se producen en los vehículos y las vías, factores todos ellos determinantes en la producción de los accidentes.