Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La DGT se propone ir eliminando el pago en metálico de multas en carretera, que ya es "muy residual"

AEA se opone a que se elimine esta opción porque "cercena un derecho de los automovilistas"
La Dirección General de Tráfico (DGT) se ha puesto como objetivo ir eliminando el pago en metálico de multas en carretera, que se ha convertido en una práctica "muy residual", y sustituirlo por las vías que ya funcionan para abonar las sanciones, como el pago con tarjeta de crédito, en Internet, en el teléfono 060, en una oficina de Correos o en el banco, según han explicado a Europa Press fuentes del organismo que dirige María Seguí.
Con este objetivo, la DGT dictó una instrucción en febrero a las jefaturas provinciales de tráfico, que ha dado a conocer este jueves Automovilistas Europeos Asociados (AEA), en la que establece que "desde el día 25 de febrero de 2013, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil no admitirán abonos de sanciones en metálico".
Fuentes de la DGT han señalado, sin embargo, que si un conductor insiste en pagar en metálico podrá seguir haciéndolo y han indicado que la razón de que se desincentive esta práctica es tratar de eliminar "mucho trabajo burocrático" a los agentes. Además, han subrayado que el porcentaje de conductores que abonan sus multas en la carretera en metálico es "muy residual", alrededor del 0,01 por ciento de las sanciones.
En la instrucción de febrero, la DGT señala que la Ley de Tráfico y seguridad vial se refiere al "abono de la sanción en el acto de formularse la denuncia, pero no señala de forma expresa que este derecho deba ejercitarse con el abono en metálico, sino que la norma lo que exige realmente es disponer de medios de pago que puedan hacer efectivo el derecho a acogerse al procedimiento abreviado".
En este sentido, el documento señala que "el derecho del denunciado a un abono inmediato de la sanción no puede circunscribirse hoy a que el mismo tenga que realizarse en metálico, sino que debe ser puesto en relación con la lógica evolución de los sistemas de pago que se vienen consolidando desde hace tiempo en la sociedad, especialmente los sistemas relacionados con tarjetas de crédito y de débito".
Como excepción a esta norma general, Tráfico señala el caso de los conductores extranjeros que no tengan residencia en España y que están obligados a abonar la sanción en el acto. "Aunque lo ideal es derivar el pago hacia uno de los sistemas anteriormente descritos, lo cierto es que, para este tipo de infractores, debe quedar por ahora la posibilidad de pago en metálico", señala la instrucción.
AEA SE OPONE A QUE SE IMPIDA PAGAR A 'TOCATEJA'
La asociación de conductores AEA se ha opuesto a que se quite la opción de pagar en carretera en metálico. Consultada por esta cuestión por la asociación, la Dirección General de Tributos, dependiente del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, ha señalado que en tanto no se modifique la Ley de Seguridad Vial y su normativa de desarrollo no disponga otra cosa en una regla especial, se deben de seguir aceptando el pago en metálico.
Según ha señalado, AEA planteó la correspondiente consulta tributaria ante Hacienda ante la "avalancha de quejas de automovilistas que desde febrero estaba recibiendo por la decisión de la DGT de suprimir el cobro en metálico de las multas en carretera".
"Más rápido que pagar la multa 'a tocateja' al agente que nos denuncia en carretera no hay nada, por lo que no tiene sentido --salvo que haya otras razones que se nos escapan-- que en lugar de ampliar los medios de pago para cumplir el castigo, se restrinjan o se condicionen aquellos, obligando a tener una tarjeta de crédito, conexión a Internet, o tener que ir a una oficina bancaria en un horario determinado, cuando asumimos que hemos cometido un error", ha señalado el presidente de AEA, Mario Arnaldo.
La asociación, que ha denunciado que la instrucción de Tráfico "cercenaba un derecho de los automovilistas", calcula que alrededor del 32 por ciento de los automovilistas españoles no dispone de una tarjeta de crédito, unos 8,4 millones de conductores.