Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La DGT estudia la fórmula para implantar un sistema de "reciclaje" de conductores veteranos

La directora de la Dirección General de Tráfico (DGT), María Seguí, ha señalado este miércoles que, ya desde su nombramiento, destacó la necesidad de implantar un sistema que permitiera "reciclar" la educación vial y la conducción de los conductores veteranos (30 a 55 años) que, según ha recordado, son el segmento de la población conductora que más accidentes sufre.
"No decirlo sería negar la realidad", ha asegurado Seguí, que ha recordado que la media de edad de los fallecidos en accidentes de tráfico durante 2013 fue de 46 años y que, "la mayoría de los accidentes ocurrieron entre las 8:00 y las 20:00 horas de lunes a viernes".
Además, ha destacado que, a pesar de que los coches "se hacen más seguros, también tienen diferente conducción" por lo que considera que "todos los que se sacaron el carné hace 20 o 25 años --entre los que se ha incluido-- posiblemente necesiten de la vivencia práctica de ser reenseñados el cómo conducir uno de estos nuevos vehículos".
La directora ha asistido a la presentación de la campaña de seguridad vial 'Ford, conduce tu vida' impulsada por la compañía americana para "mejorar las habilidades de conducción" de jóvenes de 18 a 24 años en la que ha participado también el presidente de Ford España, José Manuel Machado.
En el marco de la presentación, Seguí ha explicado que aún no se ha hallado la "fórmula concreta" en la que se articularía el sistema de reciclaje, aunque ha detallado que el organismo que dirige "va a hacer los deberes" para "averiguar cómo hacerlo".
"Hasta ahora no hay ninguna intervención de efectividad probada y no podemos tomar ninguna decisión concluyente de qué y cómo hacerlo", ha asegurado.
En este sentido, ha destacado el valor de programas como el impulsado por Ford, que celebra su segunda edición en España (en esta ocasión en Valencia y Barcelona) y que se lleva a cabo también en otros países de Europa y EE.UU..
A juicio de la directora de la DGT, la iniciativa presentada por la compañía contribuirá a "permear" en la conciencia del público al que se dirige, en este caso los jóvenes, a través de "una experiencia pedagógica real, concreta y bien formulada".
Aún así, ha propuesto que se amplíe el rango de edad de los conductores a quienes va dirigida la campaña, en primer lugar por que el colectivo con más incidencia en los accidentes de tráfico está por encima de los 24 años, mientras que "los conductores jóvenes han mejorado notablemente durante los últimos diez años" y por otro, de cara a constatar si sistemas como el de la campaña, "además de la satisfacción de los participantes" contribuye a "una mejora posterior en el régimen de infracciones que cometen y en la involucración en accidentes".
Por su parte, el presidente de Ford España ha explicado que la iniciativa de la compañía va en la línea de concienciar a los conductores de que "no solamente los coches" tienen que se cada vez más seguros sino "también los conductores".
Con respecto a la campaña, ha detallado que, mientras que en la campaña anterior, en la que participaron más de 400 jóvenes y otros 16.000 lo hicieron en la modalidad 'online', se trabajaron habilidades de conducción tales como frenadas de emergencia, reflejos al volante o se concienció acerca de infracciones como la utilización del teléfono móvil mientras se conduce, este año se centrará en mostrar a los jóvenes los efectos de las drogas y el alcohol sobre quien maneja el vehículo.
UN SIMULADOR DE BORRACHERA
Para ello, han desarrollado una suerte de "traje de buzo" --según lo ha descrito Seguí-- que simula los efectos que producen el consumo de determinadas sustancias como el alcohol o los estupefacientes sobre las habilidades del conductor, y entre las que se encuentran una alteración de la visión como una mayor dificultad de movimiento.
"Es un problema que afecta especialmente a este colectivo", ha asegurado Machado, a lo que Seguí ha añadido que, pese a que "el mensaje va calando", cada año cerca de 90.000 personas dan positivo en consumo de drogas y alcohol en los controles que se realizan en la carretera.