Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La DGT intensifica la vigilancia de velocidad, drogas y alcohol en furgonetas y camiones durante una semana

Agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, así como el resto de policías autonómicas y locales controlarán entre este 15 de febrero, y hasta el próximo día 21, furgonetas y todo tipo de camiones incidiendo en la vigilancia y control en aspectos tales como la velocidad, las horas de conducción y descanso, el tacógrafo, el exceso de peso, los posibles defectos técnicos del vehículo o la seguridad de la carga transportada.
También comprobarán que la documentación del vehículo y del conductor es la correcta, que la conducción no se realiza bajo los efectos de drogas o alcohol o que todos los ocupantes del vehículo hacen uso del cinturón de seguridad.
Desde la Dirección General de Tráfico (DGT) destaca que, el año pasado, fallecieron en vías interurbanas 68 personas que viajaban en furgoneta y otras 59 que lo hacían en camiones. Esta cifra se eleva a más de 500 si se contabilizan las víctimas de accidentes en vías urbanas e interurbanas, tomadas a 30 días y en todo tipo de vehículos implicados en accidentes con camiones o furgonetas.
La distracción es una de las principales causas de accidentalidad en camiones y furgonetas. En los accidentes mortales del pasado año, este factor estuvo presente en uno de cada tres accidentes. Además, Tráfico ha explicado que tres de cada diez de los fallecidos que viajaban en camión o furgoneta en 2015 no hacían uso del cinturón de seguridad en el momento del accidente.
Del mismo modo, señala la elevada antigüedad del parque actual de camiones y furgonetas, cuya media se sitúa en más de 12 años, hecho que puede suponer un factor de riesgo, al carecer dichos vehículos de los sistemas y equipamientos de seguridad implantados recientemente, además de los problemas derivados del uso o falta de mantenimiento.
MEDIDAS ESPECÍFICAS
Con el objetivo de mejorar la seguridad vial del transporte por carretera la DGT comunica a la Dirección General de Transporte Terrestre las sanciones cometidas por conductores profesionales reincidentes para que realice las investigaciones pertinentes sobre las empresas para la que trabajan y estudiar la posibilidad de que las empresas que incurran en las faltas más graves pierdan la capacidad para operar en el mercado.
Esta es una de las medidas que las direcciones generales de los Ministerios de Fomento e Interior adoptaron el año pasado, después de que en 2014 se incrementara el número de accidentes de tráfico en los que intervenían furgonetas y camiones.
Otra de las medidas adoptadas para reducir la siniestralidad de este tipo de vehículos es la discriminación que hacen los radares por tipo de vehículo que ha cometido la infracción para sancionar en función de la limitación específica aplicable a cada uno.
Además, todas las infracciones captadas por los radares móviles en los que no se produzca parada para la identificación del conductor, se tramitarán en el centro Estrada, donde además de la infracción por velocidad se comprobará si el vehículo infractor dispone de ITV en regla y seguro obligatorio en vigor.