Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La DGT lanza una campaña para prevenir los accidentes de moto

La Dirección General de Tráfico ha estrenado dos nuevos anuncios televisivos dirigidos a los conductores. Los spots forman parte de una campaña destinada a reducir el número de accidentes de motos, que casi se ha duplicado, pese a que la siniestralidad para todo tipo de vehículos ha descendido.
Tráfico ha decidido recurrir a la dureza para concienciar a los motoristas, como se puede ver en los últimos anuncios para televisión de la institución. La pieza forma parte de una campaña publicitaria dirigida a los motoristas pero también al resto de conductores, a quienes se recuerda que las motos son más vulnerables.
En 2007, murieron más de 500 personas en accidentes de moto. En lo que va de 2008, la DGT ya ha contabilizado más de 130 víctimas mortales por este tipo de accidentes. En más de la mitad de los accidentes, el culpable no es el motorista, por lo que la campaña se dirige a todos los conductores.
Desde 2003, la siniestralidad de las motocicletas casi se ha duplicado, aunque los accidentes se han reducido en un 32% para todos los vehículos. Además del número de muertos, también ha aumentado el número de heridos graves por accidentes de moto. Las motos que más siniestralidad registran son las de mayor cilindrada.
La campaña está formada por dos anuncios para la televisión, un DVD didáctico, un formato para Internet y varias cuñas radiofónicas. A través de todos estos canales, la DGT pretende llegar a más de cinco millones de conductores en toda España.
Uno de los anuncios está protagonizado por un motorista que sufrió un accidente y el otro, por el conductor de un turismo que colisiona con una moto. El último anuncio apela directamente a los conductores de vehículos de cuatro ruedas, que son culpables en la mitad de accidentes de moto. LGC