Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La DGT pondrá en 2014 el foco en los mayores de 65 años, con campañas específicas y otras acciones

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha decidido poner el foco en los mayores de 65 años, un colectivo que representó el 27 por ciento del total de fallecidos en accidentes de tráfico en 2012, con campañas y otras acciones específicas durante este año.
"No voy a desvelar todo el plan de campaña para 2014, pero parece claro que vamos a trabajar específicamente sobre este tema con campañas y otras acciones", ha señalado la directora de Tráfico al ser preguntada por los accidentes de tráfico en que se ven implicados mayores de 65 años.
Seguí ha hecho estas declaraciones antes de entrar en un acto en Madrid de entrega de los premios 'Coche del año de los lectores' 2014, que concede el Grupo Editorial Prensa Ibérica y La Vanguardia, y que este año ha recaído en la categoría de Premio Institucional del Motor en la directora de la DGT.
Los atropellos urbanos a mayores apenas se ha reducido en los últimos 10 años, hasta el punto de que los fallecidos con más de 64 años constituyen ya el grupo de edad más numeroso en zona urbana, según un informe de la Fundación Mapfre presentado este jueves, que apunta a que se trata de la "la problemática urbana más preocupante.
Los mayores de 65 años representaron en 2012 el 27 por ciento del total de fallecidos en accidentes de tráfico, mientras que en 2001 esa proporción era del 16 por ciento, lo que, de acuerdo a la fundación, justifica la necesidad de que las calles y carreteras cuenten con unas infraestructuras viales más adaptadas a las necesidades de los conductores y peatones mayores de 65 años.
Cada año mueren en las carreteras y calles españolas alrededor de 500 personas mayores de 64 años, un segmento de la población en el que el número de fallecidos por cada cien víctimas de accidente es casi cuatro veces superior al del resto de la población.
Los giros a la izquierda en intersecciones sin carril de espera y el escaso tamaño e iluminación de algunas de las señales de tráfico "no son buenos aliados" para este colectivo, según el informe. Tampoco lo son los vehículos estacionados cerca de los pasos de peatones y la conducción nocturna.
El manual, dirigido a Ayuntamientos, técnicos en diseño vial urbano y responsables de centros de salud, hospitales y residencias, entre otros, propone, por ejemplo, mejorar la señalización de los pasos de peatones, espacios que el 13 por ciento de los mayores considera inseguros, al estar señalizados en muchas ocasiones con dos marcas viales horizontales discontinuas en lugar de las franjas paralelas horizontales tradicionales en forma de cebreado.