Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dado de alta el australiano herido en el último encierro de Sanfermines, el único que permanecía hospitalizado

Durante las pasadas fiestas resultaron heridos 47 corredores, ocho de ellos por asta de toro
Este viernes ha recibido el alta hospitalaria el último de los heridos en los encierros de San Fermín que todavía permanecía ingresado. Se trata de J.G., australiano de 26 años que resultó alcanzado por un toro en el tramo de Mercaderes en la última carrera.
El joven sufrió heridas por asta en tórax, abdomen y muslo izquierdo, que le provocaron "neumotórax y derrame pleural, enfisema subcutáneo e intramuscular en pared torácica y abdominal, mínimo neumoperitoneo y herida en scalp de muslo izquierdo", según el parte médico. Quedó ingresado en el Complejo Hospitalario de Navarra.
En un comunicado, el Gobierno foral ha recordado que los servicios de urgencias hospitalarias y extrahospitalarias del Servicio Navarro de Salud prestaron durante los Sanfermines de este año un total de 530 atenciones relacionadas directamente con la fiesta, incluidas las asistencias realizadas a 47 corredores del encierro (50 en 2013), de los que ocho sufrieron heridas por asta de toro.
Este año, el encierro más accidentado fue el del viernes, día 11, con un total de nueve heridos, aunque ninguno de ellos por asta. Le siguieron los de los días 10 y 14 con siete atendidos en el Complejo Hospitalario de Navarra. En el último encierro fueron tres los corredores corneados, el que más heridas por asta contabilizó.