Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Decenas de personas se concentran en Valencia contra la "vergüenza" del preacuerdo de la UE y Turquía sobre refugiados

Varias decenas de personas se han concentrado este viernes ante el Ayuntamiento de Valencia en rechazo a la "vergüenza" del principio de acuerdo entre la Unión Europea y Turquía para poner en marcha un programa para deportar a Turquía a "todos los inmigrantes" --incluidos los demandantes de asilo sirios--, que lleguen a la UE a través de este país.
La concentración, organizada por diferentes plataformas y entidades de la sociedad civil, también ha contado con la participación de varios concejales del consistorio, entre los que se encontraban Pere Fuset, Consol Castillo y Sergi Campillo, de Compromís; Roberto Jaramillo, de València en Comú y María Dolores Jiménez, de Ciudadanos, así como participantes de Esquerra Unida.
Durante la concentración se ha leído un manifiesto, en el que se ha criticado que el principio de acuerdo "supone la exclusión de personas necesitadas de protección internacional a un país que vulnera los derechos humanos, como es Turquía".
El manifiesto denuncia que el acuerdo "convierte a Turquía en un campo de personas refugiadas a las puertas de los países europeos", y recuerda que el país "participa en la guerra de Siria". Además, afirma que "el cierre de fronteras no impide el paso de estas personas sino el que hace más grande el riesgo y la vulneración de derechos".
Para las organizaciones, el acuerdo es un "nuevo episodio de vergüenza" en el que "se está planteando el mercadeo de personas, derechos y vidas humanas" entre la Unión Europea y Turquía. "El cierre de fronteras es causa directa de todas las muertes y las desapariciones en el Mediterráneo", han manifestado.
Muchos de los manifestantes portaban carteles con las frases 'Vergüenza Europea', que también ha sido una de las proclamas que han lanzado, junto con la de 'los derechos humanos no se venden'. Los participantes también portaban una pancarta en la que se podía leer: 'No al acuerdo de la UE-Turquía, los derechos humanos no se negocian, #VergüenzaEuropea'.