Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Decodifican el código genético de los cánceres de piel y pulmón

Wellcome Trust, la mayor organización médica de carácter benéfico del mundo, ha informado de que lograr estos detallados mapas allana el camino para que un mero análisis de sangre permita una detección temprana de la enfermedad y facilita la elaboración de nuevos fármacos más eficaces en la lucha contra el cáncer.
El estudio se enmarca en un esfuerzo internacional conjunto para decodificar los distintos cánceres: en el Reino Unido se trabaja para descifrar el código genético del cáncer de mama, en Japón para el de hígado y en India para el de boca. China está estudiando el cáncer de estómago y Estados Unidos los de cerebro, ovarios y páncreas.
Nuevos fármacos más eficaces
El profesor Michael Stratton, del Wellcome Trust, ha destacado que el esfuerzo conjunto de científicos de una decena de países se prolongará al menos diez años, en una tarea que "va a cambiar la manera en la que pensamos sobre los casos individuales de cáncer". "Identificando todos los genes del cáncer podremos desarrollar nuevos fármacos que ataquen de manera específica los genes mutados y determinar qué pacientes se beneficiarán de estos tratamientos nuevos", dijo Stratton.
"Podemos anticipar el momento en el que hacer el seguimiento de la eliminación de un cáncer mediante su catalogación se convertirá en un procedimiento de rutina", afirma. Incluso será posible, explicaron los autores del proyecto, desarrollar análisis de sangre que permitan anticipar el riesgo de padecer un cáncer por parte de adultos sanos.
Mutaciones genéticas
Los científicos descubrieron, por ejemplo, que el código del ADN del melanoma contiene más de 30.000 errores, causados casi en su totalidad por una excesiva exposición a los rayos del sol. Por su parte, el ADN del cáncer de pulmón presenta más de 23.000 errores debido principalmente a la inhalación del humo del tabaco, un cálculo que permitió a los autores del estudio afirmar que un fumador habitual suma una mutación genética por cada quince cigarrillos.
Muchas de esas mutaciones serán inofensivas, pero algunas serán las que desencadenarán el cáncer, explicaron los expertos. "Es como jugar a la ruleta rusa", afirmó el investigador Peter Campbell en el estudio publicado por la revista "Nature". "La mayoría de las veces las mutaciones recaerán en partes inocentes del genoma, pero algunas alcanzarán los objetivos necesarios para desencadenar el cáncer", explica Campbell.
El estudio en detalle de estos "mapas del cáncer" contribuirá a un mejor conocimiento de qué estilos de vida y qué factores medioambientales están detrás de los distintos tumores cancerígenos.
El Instituto de Investigación del Cáncer del Reino Unido ha expresado su optimismo ante este importante paso porque "es la primera vez que un genoma completo del cáncer se ha secuenciado y es previsible que se conozcan en adelante los detalles de otros cánceres".
Mayor capacidad de entendimiento de cómo se origina
"A medida que esta técnica revele más genomas del cáncer tendremos una mayor capacidad de entendimiento acerca de cómo se origina y cómo se desarrolla el cáncer, mejorando nuestra capacidad y nuestra habilidad para prevenir, tratar y curar el cáncer", explica.
El profesor Carlos Caldas, del Instituto de Investigación del Cáncer de Cambridge (Reino Unido), ha calificado este estudio de "pionero" y ha definido este trabajo como una tarea de "arqueología molecular", en la que los investigadores "han revelado las capas de información genética para descubrir el historial de la dolencia". "Lo novedoso en este estudio es que los investigadores han podido relacionar mutaciones particulares con su causa", destacó. BQM