Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Defensa de la Sanidad Pública acusa a Sanidad de "manipular" y "tergiversar" el gasto farmacéutico tras el copago

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) ha criticado al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad por "manipular" y "tergiversar" los datos del gasto farmacéutico de julio, primer mes tras la puesta en marcha del nuevo copago farmacéutico, y ofrecer una interpretación "falsa y triunfalista" de los efectos de esta medida.
Según informó este lunes el departamento de Ana Mato, en julio se consiguió reducir el gasto público en medicamentos dispensados en oficinas de farmacia hasta un 24 por ciento con respecto al mismo mes del año anterior, mientras que la dispensación de recetas también se contrajo un 14 por ciento.
Sin embargo, la FADSP recuerda que estos datos no reflejan una disminución del gasto farmacéutico sino "un traslado de una parte de éste a los bolsillos de los pensionistas", que han visto como se reduce en la practica el poder adquisitivo de sus pensiones al tener que abonar un 10 por ciento del importe de sus medicinas cuando antes no pagaban nada.
Además, advierten de que una parte importante de este ahorro no es tal, porque la mayoría el mismo deberá devolverse a los pensionistas por parte de las comunidades en un plazo máximo de seis meses, lo que la FADSP considera "un préstamo a interés 0 de los pensionistas a las comunidades".
De hecho, apuntan que si se reduce el impacto de esta devolución aplazada la disminución real del gasto farmacéutico por los copagos quedaría reducida a menos del 2 por ciento.
Por ello, la FADSP pide que el impacto "real" del nuevo copago sobre el gasto farmacéutico no podrá ser evaluado hasta que se finalice el plazo de reembolso de las cantidades aportadas por los pensionistas por encima de los topes fijados, "salvo que, y no sería de extrañar dada la tendencia al ocultamiento y la manipulación de nuestros responsables sanitarios, siga sin contabilizarse esta deuda de manera que se convierta en otra manera de hacer contabilidad creativa con los fondos públicos".
Asimismo, ha destacado que la puesta en marcha del nuevo copago hizo que muchos pensionistas compraran durante junio todos los medicamentos que pudieron, lo que se evidenció en un incremento a nivel nacional el numero de recetas consumidas (10,11%) y el gasto farmacéutico (3,18%) respecto a 2011.
Por último, ha criticado que el departamento de Ana Mato haya hecho mención al País Vasco por no haber aplicado el copago a los pensionistas, lo que impidió que subiera el gasto en junio en esta comunidad.