Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La defensa del presunto autor del triple crimen de Degaña (Asturias) solicitará una evaluación psiquiátrica

El abogado del presunto autor del triple crimen de Degaña, J.M.A., solicitará una evaluación psiquiátrica para su defendido para determinar el transtorno que puede padecer y que puede haber influido en lo ocurrido. Así lo ha confirmado a Europa Press el abogado de J.M.A., Javier Ordóñez, después de que su defendido declarara en el Juzgado de Cangas del Narcea.
Los sucesos se remontan al mes de mayo de este año cuando supuestamente J.M.A, vecino de la localidad leonesa de Caboalles de Abajo y de 42 años, irrumpió la pasada madrugada en el domicilio de su exmujer y protagonizó un episodio violento que se saldó con las muertes de J.M.V, de 33 años, y actual pareja de la exmujer; R.B.R, de la misma edad, y hermano de la mujer y M.A.B.A, de 61 años y padre de la mujer, una concejal socialista que también resultó herida.
J.M.A. ha dado este miércoles ante el juez su versión sobre lo ocurrido en una declaración que comenzó a las 10.00 horas y duró una hora. Según ha señalado su abogado, su cliente tiene un cuadro "ansioso-depresivo" a raíz de su crisis matrimonial que le ocasionaba serios problemas.
El presunto autor, que ha dicho que no fue consciente de haber ocasionado ninguna muerte, ha dicho que aquel día lo pasó muy mal tras tener que dejar los hijos a su exmujer. Que entendía que no se le dejaba ejercer como su padre.
La idea le había "obsesionado" aquella madrugada, lo que le llevó a dirigirse a la casa de su mujer con la idea de llevarse a sus hijos y fugarse. Para ello había sacado dinero.
Sin embargo, ha dicho que cuando llegó a la casa se encontró con la "resistencia violenta" de su exsuegro y su excuñado que le atacaron y llegaron a herirle con un cuchillo, un arma que logró arrebatarles y "se defendió". A partir de ese momento, ha declarado que tiene los hechos "muy confusos".
Y que se fue de la casa al ver que estaba lleno de sangre y herido. Sin saber que había nadie fallecido. De hecho pinchó las ruedas de unos vehículos que estaban allí aparcados para que no le siguieran. Dijo que no supo que había tres personas fallecidas hasta que se lo comunicó su abogado.