Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Delegada del Gobierno en Andalucía al cumplirse un año del doble crimen de Almonte: "No se va a dejar la investigación"

La delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, ha declarado este martes, con motivo del aniversario del descubrimiento de los cadáveres de un padre y una hija de siete años en su vivienda en la localidad de Almonte (Huelva) con signos de violencia por heridas de arma blanca, que "no se va a dejar" la investigación.
En rueda de prensa, Crespo ha recordado que la Guardia Civil sigue trabajando en el suceso "con los mejores y más innovadores métodos de trabajo", aludiendo en este sentido al apoyo especial de grupos más especializados contra el crimen organizado y especialistas del Instituto Armado de Madrid que se han desplazado hasta Huelva para "una investigación muy exhaustiva en los casos donde se ha requerido".
Por otro lado, la delegada de Gobierno andaluza, que ha agradecido las palabras de la familia de las víctimas dirigidas a las fuerzas y cuerpos de seguridad, "sabiendo como sabe, al estar en contacto permanente con la Subdelegación del Gobierno en Huelva, cómo está trabajando", ha reconocido sin embargo que no hay novedades en un caso que "nos llenó de estupor a todos en Andalucía".
Justo un año después de hallarse los cadáveres, la familia de los fallecidos --representada por los abuelos paternos y padres, respectivamente, y por el tío y hermano-- han pedido "prudencia y colaboración" a los vecinos para "no enturbiar la investigación", en la que tienen "la más firme confianza que dé sus frutos".
Según reza en el citado comunicado, al que ha tenido acceso Europa Press, con motivo del cumplimiento de un año de "la siniestra tragedia que ha asolado y asola a esta familia en particular y uno de los peores episodios que ha atravesado el pueblo de Almonte recientemente", agradecen a los vecinos las muestras de afecto, preocupación y condolencias recibidas a lo largo de este tiempo.
Para esta familia, resulta "tremendamente doloroso y penoso lidiar con unos hechos tan lamentables", ya que al "desolador vacío" que produce la pérdida de los seres más queridos "se une el desconcierto por lo ocurrido".
Por ello, han pedido al pueblo de Almonte que "sea consciente de lo difícil" que resulta afrontar esta situación, así como "comprensión absoluta" hacia las circunstancias actuales, ya que son conscientes de algunos comentarios que, a través de las redes sociales, se vierten acerca de "por qué estos sucesos no son notorios en los medios informativos y por qué la familia no promueve la publicitación de los mismos".