Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Denuncia al 061 ante una posible negligencia que le llevó a perder a su bebé tras caer en la bañera

Una mujer identificada como S.F., de nacionalidad boliviana, ha interpuesto una denuncia contra el servicio de emergencias del 061 ante una presunta negligencia en la atención médica recibida después de que, según asegura, no fuera atendida correctamente por los servicios de urgencia tras caer en la bañera de su vivienda y recibir un golpe por el que, a la postre, perdió a su bebé en el octavo mes de embarazo.
Fuentes de la Consejería de Salud y Bienestar Social han confirmado a Europa Press la denuncia judicial y la reclamación ante el centro hospitalario de Torrecárdenas, en Almería, de forma que han precisado que se está prestando colaboración en el esclarecimiento de los hechos, de manera que ha dado traslado a los juzgados de toda la información requerida al respecto.
Según los hechos dados a conocer por la Asociación Plurinacional de Bolivianos, la mujer sufrió un desmayo el pasado sábado cuando se encontraba en la bañera, de forma que se golpeó en la cabeza al caer. Ante el desvanecimiento, los familiares llamaron a los servicios de urgencias del 061, de manera que hasta el lugar acudieron tres efectivos en una ambulancia.
Según la versión de la parte denunciante, los médicos diagnósticaron un "ataque de nervios" a la mujer, de forma que no precisaron su traslado a un centro hospitalario. No obstante, poco después la mujer sufrió un segundo desmayo, por lo que se volvió a requerir la presencia del 061 para solicitar su traslado hasta el hospital.
Así, y bajo la versión de la asociación, los médicos hicieron "caso omiso" a la petición, por lo que la mujer "con fuertes dolores de espalda y apenas reaccionando" es conducida hasta el hospital en el coche de su cuñado, donde sufre un tercer desmayo, acompañado de "convulsiones y vómitos".
A su llegada "casi inconsciente" al Hospital Torrecárdenas, los médicos atendieron a la mujer, quien es intervenida pese a lo que perdió al feto. Ante esto, la comunidad boliviana en Almería, que celebra en estos días sus fiestas patrias en la ciudad, ha mantenido un minuto de silencio en el Anfiteatro de La Rambla ante estos hechos y ha recriminado la actuación médica. El entierro del nonato se produjo en la noche de este lunes.