Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desalojada y precintada una fiesta celebrada en Sevilla en la que participaban 500 personas

La Policía Local de Sevilla ha desalojado y precintado una fiesta en la madrugada de este miércoles que se estaba celebrando en la antigua fábrica de vidrio, ubicada en la avenida de Miraflores, en la capital hispalense, y en la que se encontraban unas 500 personas.
Según ha informado el Ayuntamiento de Sevilla en una nota, durante la labor inspectora que ha realizado en la madrugada de este miércoles la Policía Local para el control de las fiestas de Fin de Año, los agentes detectaron que se estaba produciendo una fiesta en la antigua fábrica de vidrio, en la avenida de Miraflores, ante lo que se personaron en el lugar y observaron como a "escasos metros" de la puerta había "una mesa en la que se estaban vendiendo entradas, así como en el interior tenían una barra donde servían bebidas con lista de precio y elementos musicales instalados y en funcionamiento".
Del mismo modo, desde el gobierno local han indicado que se detectaron anomalías como que la puerta de entrada estaba "bloqueada" por una cadena que "impedía la apertura de la misma con facilidad", que la luz eléctrica se encontraba "enganchada por tres pinzas a un cuadro eléctrico de un local contiguo", así como que "no se observó la existencia de extintores ni señalización de emergencias".
Por todo ello, los agentes de la Policía Local han desalojado y precintado dicha fiesta, donde se encontraban unas 500 personas celebrando el Fin de Año.