Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desalojados siete bloques de viviendas en Sevilla por peligro de derrumbe

Unos cien vecinos del barrio sevillano de Renfe, en la Macarena, han sido desalojados tras aparecer grietas en sus viviendas y ante el peligro de que caiga sobre ellas una grúa. En las viviendas han aparecido las grietas, al parecer, por unas obras que se están realizando junto a los edificios. Los vecinos han denunciado que hace año y medio que alertaron al Ayuntamiento de las existencia de grietas en las casas y que esta noche se han agrandado hasta los 16 centímetros. El Consistorio ha dicho que lo sucedido ha sido "incontrolable" e "imprevisible".
El principal peligro es el derrumbe de una grúa perteneciente a una obra que se está realizando junto a los edificios, en concreto, un parque subterráneo perteneciente a la Universidad de Sevilla. El rector de la Univerdidad, Alfredo Sánchez Monteseirín, ha dicho que se hará cargos de los costes del realojo de los vecinos.
Hasta el lugar de los hechos se han trasladados técnicos para inspeccionar la situación en la que se encuentran los edificios. Tres grúas trabajan ya para retirar hoy mismo la grúa que podría caer.
Los vecinos han denunciado que en enero de 2009 pusieron en conocimiento del Ayuntamiento que en sus casa se estaban abriendo grietas y que nunca han obtenido respuesta.
Rocío García y Bernabé García, portavoces de la asociación de vecinos, han explicado que en las últimas horas las grietas han alcanzado gran tamaño, hasta 16 centímetros en 8 horas. El lunes se personaron en la Gerencia de Urbanismo para informar de que las grietas se estaban agrandando, aunque aseguran que no se les ha atendido en sus reclamaciones.
Ante el agravamiento del problema decidieron avisar a los bomberos y al 112, que aconsejaron paralizar la obra del aparcamiento. Horas después, ante los ruidos interiores y el miedo que ello causaba, los vecinos de estas viviendas, que tienen una antigüedad de unos 50 años, alertaron de nuevo a los servicios de emergencia, que ordenaron el desalojo preventivo de una sesenta familias, con un total de un centenar de personas.
El Ayuntamiento de Sevilla, el gerente Municipal de Urbanismo, Miguel Ángel Millán, ha desvinculado lo sucedido con las denuncias vecinales porque en su momento, los técnicos municipales dictaminaron que no se requería intervención alguna. Las grietas eran "incontrolables" e "imprevisibles".
El rector de la Universidad también ha dicho que, en principio y a falta de un informe técnico definitivo, las grietas y el desplazamiento de la grúa podrían haberse producido por la acumulación de agua en el solar de las obras durante los 16 meses que estuvieron paradas hasta hace cuatro semanas.
Hasta el solar se ha trasladado una grúa de gran tonelaje para retirar a la otra que podría caer sobre las casas, y a la que los bomberos le han colocado un contrapeso de 12 toneladas.
Los vecinos afectados han sido realojados en el hotel Tryp Macarena y en casas de familiares. Las casas han sido precintadas y de momento ningún vecino ha entrado a recoger enseres personales.