Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desarrollan un nuevo material de envase alimentario con propiedades antioxidantes que extiende la vida de los alimentos

Científicos españoles han desarrollado un nuevo material de envase alimentario con propiedades antioxidantes y que logra extender la conservación de los alimentos, al incorporar nanopartículas de selenio en su composición (SeNPs) en su composición.
El nuevo material está patentado por investigadores del grupo de Trazas y Especiación de la Universidad Complutense de Madrid, los grupos GUIA del I3A de la Universidad de Zaragoza y las empresas SAMTACK S.L. y Magapor S.L.
Se ha descubierto en el marco de los proyectos de investigación Nanoflexipack (subvencionado por el Ministerio de Economía y Competitividad), y AVANSECAL (un programa financiado por la Comunidad de Madrid y el Programa Europeo FEDER para detectar situaciones que incidan negativamente en la calidad y seguridad alimentaria).
EL MATERIAL FINAL
Debido a que la legislación europea prohíbe que las nanopartículas (NPs) estén en contacto directo con el alimento envasado, los investigadores han trabajado para incorporar las nanopartículas de selenio al material adhesivo empleado en un sistema multicapas que conforma un envase flexible.
El material final obtenido puede emplearse en líneas de envasado convencionales, no requiere de activación previa y es estable durante más de un mes en almacén.
En concreto, las nanopartículas actúan absorbiendo radicales libres derivados del oxígeno, que se forman de manera espontánea a partir del oxígeno, de la humedad y de la radiación UV, y son los que inician todas las reacciones de oxidación.
"Si no hay radicales libres la oxidación no tiene lugar. Los radicales libres son muy pequeños y muy reactivos, y se ha demostrado que son capaces de atravesar la capa polimérica de polietileno, que es la que está en la parte interior del envase donde se encuentra el alimento", sostienen los investigadores
Así, a medida que se forman los radicales libres, estos son atraídos por las nanopartículas de selenio que están detrás de la capa de polímero. Además, los estudios de migración han puesto de manifiesto que las nanoparticulas no migran al contenido.
El nuevo envase antioxidante ha sido evaluado frente a alimentos fácilmente oxidables como avellanas, nueces y patatas fritas en aceite de oliva. Según subrayan, en todos los casos se comporta como "buen antioxidante", extendiendo la vida útil de los alimentos.
Finalmente, subrayan que la aplicabilidad de las nanopartículas de selenio es una opción "poco explorada", que podría presentar menor riesgo para el consumidor que las nanopartículas de plata (AgNPs), ya empleadas en algunos países para la preparación de envases activos en la industria alimentaria.