Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desarrollan un método de inteligencia artificial para detectar la enfermedad de Chagas

Investigadores de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), en México, ha desarrollado un novedoso método de inteligencia artificial para detectar a través de imágenes de muestras sanguíneas los parásitos causantes de la enfermedad de Chagas.
Este trastorno se caracteriza por provocar la deformación del miocardio (corazón) y sus síntomas pueden ser desde mareos hasta insuficiencia cardiaca o cardiopatía, todo ello provocado por el parásito 'Trypanosoma cruzi' que se contagia por la picadura de diferentes insectos en función de la región.
Para detectarlos, este grupo de científicos desarrolló algoritmos matemáticos que permiten el análisis de imágenes de varias muestras sanguíneas de manera automatizada.
De esa forma, algunos sistemas de cómputo pueden almacenar la información recabada, clasificarla y emplearla automáticamente para detectar nuevos posibles casos de personas afectadas con la enfermedad de Chagas.
A través de esta tecnología, explica a Dicyt uno de sus autores, el investigador de la Facultad de Matemáticas Víctor Uc-Cetina, será posible en un futuro cercano detectar la enfermedad "de manera más eficiente", optimizando así el tiempo necesario para su diagnóstico. "Mediante ese desarrollo se pretenden minimizar el tiempo que actualmente requieren los biólogos para la observación de un gran número de imágenes de muestras sanguíneas", ha resaltado.
De hecho, aseguran que mediante el análisis inteligente desarrollado en la UADY será más factible detectar la enfermedad de Chagas durante los primeros dos meses de su desarrollo. Esto es clave porque, si no se detecta en ese momento, la enfermedad se hace crónica y los parásitos pueden pasar a los tejidos cardiacos o al aparato digestivo.
En estos casos, los 'Trypanosoma cruzi' pueden provocar afecciones severas como problemas digestivos, insuficiencia cardiaca, dolores abdominales, dificultad para comer, deformación del miocardio y, en los casos más severos, anomalías en el ritmos cardíaco que podrían causar una muerte súbita.