Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desarticulada una organización dedicada al robo y el tráfico de drogas en Guadalajara, Madrid, Cuenca y Segovia

La Guardia Civil de Guadalajara, en el marco de la operación 'Cupra', ha desmantelado una organización criminal integrada por diez personas de nacionalidad española dedicada al robo de cable de cobre, transformadores eléctricos y tráfico de drogas. La citada organización, que se encontraba asentada en Guadalajara, cometió robos también en las provincias de Madrid, Cuenca y Segovia.
La Guardia Civil venía investigando desde el pasado mes de mayo la existencia de un grupo de personas que residían en la localidad de Lupiana, y que fueron vistos en varias ocasiones utilizando furgonetas de alquiler, de las que descargaban gran cantidad de objetos, cubiertos con sábanas o similares para evitar que pudieran ser vistos por terceras personas, ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.
Fruto de las investigaciones practicadas, se pudo averiguar que estos individuos conformaban un grupo criminal, perfectamente organizado y jerarquizado, dedicado sistemáticamente al corte de cable de telecomunicaciones, robo de transformadores eléctricos, así como al tráfico minorista de drogas.
CORTES DE LÍNEA TELEFÓNICA
Estos individuos efectuaron cortes en la línea telefónica de las localidades de Aranzueque, Hontoba, Valdenoches, Driebes, Fuentenovilla y en una urbanización de la localidad de El Casar, dejando sin suministro telefónico varias horas a estas poblaciones.
Del mismo modo se pudo averiguar que los efectos sustraídos eran transportados hasta una chatarrería clandestina, situada en la localidad de Alcalá de Henares, dónde su propietario se deshacía rápidamente de ellos mediante la fundición del cobre.
Finalizada, la labor de investigación, que se prologó durante cinco meses, recopilando hechos delictivos en los que se presumía la participación de estas personas, el pasado 14 de octubre se puso en marcha la fase de explotación de la operación 'Cupra'.
DETENCIONES
El 14 de octubre fueron detenidas 8 personas con edades comprendidas entre los 26 y los 52 años, dos en la localidad de Lupiana, tres en Guadalajara, una en Alcalá de Henares, una en Camarma de Esteruelas y una en Madrid, más concretamente en el Hospital de la Paz, al estar convaleciente por haber resultado electrocutado al cometer uno de los robos.
Se procedió también, el 15 de octubre, a la imputación de dos personas, una residente en la localidad de Azuqueca de Henares y otra en Guadalajara.
En cuanto a los registros, se practicaron tres registros domiciliaros, dos en Guadalajara y uno en Lupiana y una inspección en una chatarrería de Azuqueca de Henares.
En el registro practicado en la localidad de Lupiana se desmantela una plantación con 51 plantas de marihuana, gran cantidad de herramientas para el corte de cable de cobre con tensión (cizallas, tensiómetros, arneses, guantes especiales, motores de arrastre, etc).
En un domicilio de Guadalajara se desmanteló un punto de venta de estupefacientes, encontrándose dosis de cocaína, hachís, marihuana y metanfetamina, listas para su venta, así como diversa documentación con anotaciones, y dinero en efectivo fraccionado procedente de la venta de estas sustancias.
En el registro practicado en el domicilio del "cabecilla" de la organización, sito en Guadalajara, se encuentra un arma simulada, gran cantidad de herramientas para cometer los robos y documentación sobre la planificación de los mismos.
DELITOS ESCLARECIDOS
Hasta el momento se les imputa la comisión de 13 robos con fuerza en las localidades de Yebes, Horche, Aranzueque, Mazuecos, El Casar, Yunquera de Henares, Fuentenovilla, todos ellos en provincia de Guadalajara; en El Espirdo y Torre Caballeros en la provincia de Segovia; Villar de Domingo García (Cuenca) y Aljavir (Madrid).
Así, se ha esclarecido cinco delitos de desordenes públicos --corte de suministro de telecomunicaciones--, dos delitos de trafico de drogas y uno de receptación.
Debido a la gran cantidad de efectos recuperados, la Guardia Civil no se descarta que se puedan esclarecer más hechos delictivos que pudieran haber cometido estas personas.