Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desarticulada una banda que introdujo en Valencia 538 kg de cocaína en tablones

La Agencia Tributaria y la Guardia Civil de Valencia han desarticulado una organización internacional de tráfico de drogas y se han incautado de 538 kilos de cocaína que habían sido introducidos en el Puerto de Valencia ocultos en dobles fondos de tablones de madera procedentes de Bolivia. En la foto, la droga intervenida en esta operación llanada "tablones". EFEtelecinco.es
La Agencia Tributaria y la Guardia Civil de Valencia han desarticulado una organización internacional de tráfico de drogas y se han incautado de 538 kilos de cocaína que habían sido introducidos en el Puerto de Valencia ocultos en dobles fondos de tablones de madera procedentes de Bolivia.
Según han informado hoy fuentes de la Guardia Civil, esta actuación, denominada "Operación tablones", se ha saldado con la detención de nueve personas de distintas nacionalidades en Valencia y Murcia como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas y asociación ilícita, de las que ocho han ingresado en prisión.
Las investigaciones, que han permitido localizar una droga que habría alcanzado en el mercado un valor de 18.500.000 euros aproximadamente, comenzaron el pasado mes de abril de forma conjunta entre la Guardia Civil de Valencia y Vigilancia Aduanera, y se ha desarrollado en varias fases.
El grupo desarticulado se dedicaba a la introducción ilícita en España de importantes cantidades de cocaína oculta en dobles fondos de tablones de madera procedentes de Bolivia e importados a través del Puerto de Valencia, para lo que utilizaban empresas lícitas que les garantizaban las formalidades que debían pasar para el despacho aduanero.
La primera fase de la operación conllevó la incautación de 296 kilos de cocaína y cinco detenidos, tres de ellos de origen boliviano y dos de origen colombiano, entre los que figuraba la principal cabecilla del grupo en España.
La segunda fase de esta operación supuso la incautación de 242 kilos de cocaína y la detención de cuatro personas, dos de origen español, una hondureña y otra de origen boliviano.
Según las mismas fuentes, con la neutralización de esta red internacional se ha logrado parar una vía que intentaba introducir grandes cantidades de cocaína en espacios cortos de tiempo desde Sudamérica hasta la provincia de Valencia.