Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desarticulada una de las redes de narcotráfico más activas en Cataluña y Mallorca

La Guardia Civil ha desarticulado una de las redes de narcotráfico más activas en Cataluña y Mallorca que se dedicaba a la venta de grandes cantidades de cocaína, heroína y marihuana.
En rueda de prensa, el portavoz del Instituto Armado en Barcelona Francisco Botana ha explicado que se trata de una organización "extremadamente estructurada" que tenía un laboratorio en Maçanet de la Selva (Girona) para procesar los diferentes tipo de droga, que ha sido desmantelado.
En Cataluña, han sido detenidos 11 integrantes del grupo, ocho hombres y tres mujeres, de entre 27 y 54 años, todos con numerosos antecedentes por venta de droga, a quienes les atribuyen los delitos de tráfico de drogas y tenencia ilícita de armas.
Este golpe policial es la segunda fase de la operación Benazir --que ahora se da por finalizada--, después de que a principios de mes arrestaran a ocho personas en Palma de Mallorca a raíz del hallazgo de un kilo de heroína en el maletero de un coche, lo que permitió tirar del hilo hasta dar con la banda.
En esa primera intervención les decomisaron 9.000 euros, tres armas, dos vehículos de alta gama, 106 papelinas de heroína y medio kilo de marihuana, en los nueve registros llevados a cabo en diferentes domicilios de Palma.
ARMAS Y MUNICIÓN
El grupo está conformado por clanes familiares gitanos afincados en Terrassa, Rubí y Tordera (Barcelona), Fogars de la Selva, Maçanet de la Selva, Riells i Viabrea (Girona) y Mallorca, concretamente en el barrio de chabolas Son Banya.
Ante la "peligrosidad" del grupo, han participado efectivos de la Unidad Especial de Intervención (UEI) del Instituto Armado en los nueve registros simultáneos efectuados el miércoles a las 3 de la madrugada.
De hecho, los detenidos en Cataluña tenían seis armas, entre ellas una pistola Glock y una escopeta de caza conocida como 'pajillera', capaz de disparar cinco cartuchos en poco más de 10 segundos, y un chaleco antibalas.
Además, a la organización le han intervenido 244.000 euros en efectivo y dos vehículos de alta gama.
La Guardia Civil ha intervenido 3,3 kilos de cocaína, 2,5 kilos de heroína, uno de morfina y 2,7 de sustancias utilizadas para el corte de la droga y gran cantidad de productos para la transformación y elaboración de la droga.
En el laboratorio desmantelado también aprehendieron 20 litros de líquidos para la transformación de la droga: acetona, ácido hidroclóridrico, PHS y éter, y sustancias para manipular la heroína.
La investigación está dirigida por el Juzgado de Instrucción número 10 de Mallorca, y se está a la espera de que los 11 detenidos pasen a disposición de los respectivos juzgados de las localidades donde han sido arrestados.