Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desarticulada una red que prostituía a polacas y dominicanas bajo amenaza de retirarles los alimentos

La Policía Nacional y la Guardia Civil han detenido a seis personas presuntamente vinculadas a una red dedicada a la explotación sexual de mujeres de origen polaco y dominicano que eran obligadas a ejercer la prostitución en tres domicilios ubicados en Roquetas de Mar (Almería), de forma que si no se prostituían les retiraban los alimentos.
En el marco de la operación 'No-relámpago', situada en el plan integral contra la trata de seres humanos, ambos cuerpos han podido liberar a estas mujeres. Las de origen polaco eran reclutadas bajo falsas promesas de trabajo en España, mientras que las dominicanas eran captadas una vez residían ya en el país.
La investigación se inició en diciembre a raíz de que la organización, que también traficaban al menudeo con cocaína entre sus clientes, llevara hasta Almería a una joven polaca para obligarla a ejercer la prostitución bajo la promesa de un trabajo.
La chica estuvo retenida tres días en Roquetas de Mar sin recibir alimentos, salvo el agua que le era brindada por el vigilante del prostíbulo, hasta que logró zafarse y contactar con sus familiares así como con la Guardia Civil.
Paralelamente, la Policía Nacional también había iniciado la investigación el mismo mes tras recibir una comunicación de Interpol, en la que informaba de que una ciudadana polaca podría haber sido captada mediante engaño y desplazada desde su país de origen hasta España, con el objetivo de obligarla a ejercer la prostitución.
TRASLADAS HASTA ALICANTE
Las primeras pesquisas constataron que la víctima fue trasladada en un vehículo desde el aeropuerto de Alicante hasta un domicilio situado en la localidad de Roquetas de Mar, lugar donde intentaron obligarla a ejercer la prostitución.
Avanzadas las investigaciones se averiguó que no se trataba de un hecho aislado, sino que esta persona había sido víctima de una organización de trata de seres humanos. Por este motivo, se inició una investigación conjunta de la Policía Nacional con la Guardia Civil en la que se descubrió que este grupo delincuencial captaba jóvenes polacas en situación de necesidad.
Las mujeres eran engañadas con falsas ofertas de empleo en España y se les facilitaba un billete de avión para que se desplazaran hasta el aeropuerto de Alicante. Una vez en la Península, varios miembros de la organización las recogían y las trasladaban hasta alguno de los tres prostíbulos que controlaban en el poniente almeriense.
TRES CLUBES EN ROQUETAS DE MAR
Tras varias gestiones, los investigadores comprobaron que la red no solo captaba víctimas de Polonia sino que también reclutaba mujeres de origen dominicano residentes en España. Una vez engañadas, eran explotadas sexualmente en tres clubes situados en Roquetas de Mar. En el caso de que las perjudicadas se negaran a prostituirse eran coaccionadas negándoles el alimento. Además traficaban al por menor con cocaína que ofrecían a sus clientes habituales.
La operación culminó con la detención de seis personas y el registro de tres domicilios donde se incautaron de diversos efectos que acreditaban la actividad criminal, múltiples resguardos de envíos de dinero a Polonia y un vehículo con matrícula polaca.
La investigación se ha llevado a cabo por agentes pertenecientes la Brigada Central Contra la Trata de Seres Humanos --Ucrif Central-- de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras, Ucrif de la Comisaría Provincial de Almería y Ucrif de la Comisaría Provincial de Alicante y agentes pertenecientes a la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Almería.