Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desarticulado en Almería un grupo de atracadores acusados de cinco asaltos a mano armada, uno con herido de bala

La Policía Nacional y la Guardia Civil de Almería han desarrollado una operación conjunta que ha permitido la desarticulación de una organización criminal dedicada a la comisión de atracos con armas de fuego, robos con fuerza en domicilios, establecimientos comerciales y a la sustracción de vehículos de alta gama, que posteriormente utilizaban en sus acciones, hechos cometidos en las provincias de Almería y Murcia. En uno de los atracos, un hombre resultó herido de dos disparos en el abdomen.
Según informa la Subdelegación de Gobierno en una nota, la operación 'Bodega-Bárbaros' ha culminado con la detención de tres personas de origen magrebí, integrantes del grupo organizado, a los que se les imputa la comisión de al menos cinco robos con violencia e intimidación, dos robos con fuerza y robo de vehículos.
La investigación indica que en todos los hechos delictivos, imputados a los investigados, existe una forma de actuar muy similar. Efectúan reconocimientos de las localidades y concretan los establecimientos más vulnerables a su acción. Tras centrar un objetivo y realizar un estudio de la zona, sus componentes siempre encapuchado, con guantes y con armas de fuego, irrumpen en el establecimiento mientras, alguno de ellos, realiza las tareas de vigilancia durante la ejecución de los mismos para evitar la acción policial.
Otro punto característico es la manera de actuar, ya que lo hacían "a modo de comando, con gran sincronización y un claro reparto de papeles". En la huída utilizaban vehículos, previamente sustraídos, de alta gama y gran cilindrada para luego desaparecer sin dejar rastro a gran velocidad.
La investigación llevada a cabo por la Policía Nacional y la Guardia Civil de Almería ha permitido esclarecer cinco atracos entre otros hechos delictivos. El 24 de noviembre de 2010, perpetraron un atraco en una empresa en el término municipal de Cuevas de Almanzora (Almería), provistos de una pistola y una espada y, tras intimidar a los empleados, les exigieron todo el dinero que portaban, de forma que llegaron incluso a hacer uso del arma de fuego.
Cuatro días más tarde, en la localidad de Lorca (Murcia), los tres detenidos atracaron en una empresa, encapuchados y armados con pistolas, sustrajeron dinero, diversos efectos y un vehículo Audi. El pasado día 15 de diciembre de 2010, llevaron a cabo el atraco al bar 'Los Taberneros' en la ciudad de Almería, dónde uno de los empleados recibió dos disparos en el abdomen que le causó heridas de consideración y permaneció hospitalizado durante 15 días.
Asimismo, los detenidos son los autores materiales de otros dos atracos en Fortuna (Murcia) y en un semillero de la localidad almeriense de Adra. La última detención ha tenido lugar recientemente en Madrid por agentes de la Policía Nacional de la Comisaría Local de Parla, al tener interesada una reclamación policial por parte de la Guardia Civil de Cieza, Murcia, por un delito de robo con violencia e intimidación.
Todos los detenidos, procedentes del Magreb, habrían formado parte de otro grupo criminal desarticulado en el 2010, responsable de numerosos atracos en Almería y provincia, en una operación también conjunta entre la Guardia Civil y la Policía Nacional en la llamada operación 'Beduino-Indalo'. La investigación ha sido llevada a cabo por agentes del Grupo 5º de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Comisaría de Almería y del Equipo de Delitos Contra el Patrimonio de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil.