Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desarticulan en Alcalá de Henares (Madrid) un clan familiar dedicado al robo a personas de avanzada edad

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado y detenido en la localidad madrileña de Alcalá de Henares a seis miembros de un clan familiar de nacionalidad rumana que se dedicaba a robar a personas de avanzada edad.
Se les imputa un total de 20 delitos de hurto a personas de avanzada edad, las cuales además presentaban algún tipo de minusvalía física propia de la edad.
La investigación se inició a primeros de año, cuando los agentes tuvieron conocimiento de que varias personas, con un modo de proceder muy similar, estarían actuando en la localidad.
Las víctimas no eran escogidas al azar, sino que se decantaban por aquellas que tuvieran una cierta edad y que además pudieran tener algún tipo de minusvalía, tales como cojeras, dificultades en la visión o que tuvieran tendencia a desorientarse en la vía pública. De ahí que su actuación estuviera muy próxima a residencias de ancianos, centros de día o plazas públicas. De todas las denuncias recogidas se pudo determinar que el rango de edades de sus víctimas oscilaba entre los 67 y 84 años.
UN ABRAZO PARA LOGRAR SU PROPÓSITO
Dentro de la organización y una vez seleccionada la víctima, dos mujeres se acercaban a la misma y, con la excusa de conocerle o de ser algún familiar, procedían a abrazarla o besarla, aprovechando así para sustraerle todos los efectos que pudiera llevar encima, sobre todo sus joyas. Posteriormente finalizaban la conversación de forma súbita dándose a la fuga en un vehículo que esperaba en las proximidades.
Fruto de las investigaciones realizadas por los agentes se logró identificar a todas las personas que conformaban este grupo, resultando ser un núcleo familiar muy cerrado de nacionalidad rumana, que podrían haber estado actuando en otras localidades de la geografía española. A todos los detenidos les constan antecedentes policiales por hechos similares.
En los registros practicados en dos viviendas se han recuperado diversas joyas, más de 6.000 euros en efectivo y varios teléfonos móviles.
La investigación ha sido llevada a cabo por agentes de la Comisaría de Alcalá de Henares, perteneciente a la Jefatura Superior de Policía de Madrid.