Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descartan encontrar con vida a los ocupantes del helicóptero caído en el Atlántico

Los equipos de rescate dijeron hoy que descartan que puedan encontrar con vida a los 16 tripulantes desaparecidos de un helicóptero que cayó el jueves frente a la costa atlántica de Canadá.
El mayor Denis McGuire, del Servicio de Búsqueda y Rescate del Ejército canadiense, afirmó durante una conferencia de prensa celebrada en San Juan de Terranova que ha comunicado a las familias que "no hay esperanzas" de encontrar vivos a los ocupantes del helicóptero.
McGuire también dijo que a partir de las 23.00 GMT de hoy, cuando anochezca en el punto del accidente, las tareas de búsqueda y rescate serán suspendidas y se iniciarán las de recuperación de los cadáveres.
Explicó que la posibilidad de encontrar supervivientes es nula ya que han pasado más de 24 horas desde que ocurrió el siniestro dada la temperatura del agua, de alrededor de 0 grados.
El único superviviente, Robert Decker, de 30 años de edad, se encuentra hospitalizado en San Juan de Terranova en situación crítica y con síntomas de hipotermia a pesar de haber sido rescatado pocas horas después del accidente.
Los equipos de rescate también recuperaron ayer el cuerpo sin vida de una mujer.
El accidente se produjo a primeras horas de ayer cuando un helicóptero Sikorsky S-92, de la compañía Cougar Helicopters, trasladaba trabajadores a dos plataformas petrolíferas situadas unos 315 kilómetros al sureste de San Juan de Terranova.
La empresa de transporte dijo ayer que el piloto informó de que tenía que regresar hacia su base y poco después de que se disponía a realizar un amerizaje forzoso a unos 85 kilómetros al suroeste de San Juan.
El Consejo de Seguridad para el Transporte de Canadá (TSB, por sus siglas en inglés) anunció que intentará rescatar el fuselaje de la aeronave para determinar las causas del accidente.
EL TSB indicó que se calcula que la profundidad de las aguas en la zona del accidente es de unos 120 metros.
Éste es el primer accidente aéreo con víctimas mortales que sufre la creciente industria petrolera de la costa atlántica canadiense.
En 1982 un total de 84 personas murieron cuando la plataforma de exploración petrolífera Ocean Ranger se hundió en medio de una tormenta en el área donde hoy están las plataformas a las que se dirigían los trabajadores desaparecidos.