Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desciende la infección activa por hepatitis C en pacientes con VIH, del 54% en 2002 el 22% hoy día

Ha descendido significativamente la prevalencia activa de hepatitis C (VHC) en pacientes con VIH, según un estudio de GESIDA que muestra que la actual prevalencia de anticuerpos frente al VHC y la prevalencia de infección activa por VHC en España en estos pacientes es de 37,7% y 22,1%, respectivamente, cifras significativamente inferiores a las de 2002 (60,8% y 54%) y 2009 (50,2% y 34,4%).
Asimismo, y al contrario de lo que ocurre en la mayoría de países del norte y oeste de Europa, el estudio ha demostrado la infección por VHC adquirida a través de relaciones sexuales entre hombres que tienen sexo con otros hombres contribuye poco a la carga actual de la coinfección VIH/VHC en España (con la excepción de Madrid y Barcelona), siendo la adquisición de la infección por consumo de drogas inyectables la principal vía de transmisión, tal y como ocurre de forma generalizada en el sur y este de Europa.
Además, muestra que, aunque la mayoría de los pacientes con infección activa tienen una fibrosis hepática nula o leve, una proporción importante tiene cirrosis hepática; mientras que la cirrosis es también común en pacientes que han logrado erradicar el VHC con el tratamiento anti-VHC, por lo que estos pacientes deben ser seguidos de cerca en las consultas.
De los pacientes con infección activa por VHC, el 17,6 por ciento habían recibido tratamientos anti-VHC con anterioridad (mayoritariamente basados en interferón pegilado y ribavirina), y el 24,4 por ciento estaban recibiendo tratamientos anti-VHC en el momento de llevarse a cabo el estudio (mayoritariamente basados en pautas orales libres de interferón).
"Si consideramos que la mayoría de estos últimos pacientes habrán logrado respuesta viral sostenida, la proporción de infección activa por VHC a día de hoy podría situarse en una cifra cercana al 18 por ciento", afirman.
El estudio, publicado en la revista científica 'Open Forum Infect Dis', será presentado en estos días en el XX Congreso Nacional de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), que se celebra del 26 al 28 de mayo, Barcelona, y recoge resultados novedosos sobre la prevalencia y características de los pacientes coinfectados por VIH y hepatitis C en España.
INTERACCIÓN VIH Y VHC
Desde Gesida recuerdan que la hepatitis C continúa siendo una de las comorbilidades más importantes de los pacientes infectados por el VIH en nuestro medio. En pacientes coinfectados por VIH, la hepatitis C tiene un curso acelerado con progresión más frecuente y rápida a cirrosis y con mayor riesgo de descompensación y de muerte en comparación con la población no infectada por VIH.
"En España, los factores que determinan la epidemiología de la coinfección VIH/VHC han cambiado significativamente en los últimos años. Estos factores incluyen la disminución uso de drogas inyectables como un mecanismo de transmisión de la infección por VIH, las mayores tasas de mortalidad en los pacientes coinfectados por VIH/VHC que en los pacientes monoinfectados por el VIH, la aparición de nuevas infecciones por el VHC a través de las prácticas sexuales de alto riesgo entre HSH, y la disponibilidad de nuevos tratamientos para la infección por VHC libres de interferón muy eficaces y seguros", explican.
Se estudió se realizó en una muestra de 1.867 pacientes seleccionados de forma aleatoria de una población de referencia constituida por 35.791 pacientes en seguimiento activo en 41 hospitales distribuidos por toda la geografía española.
El estudio se llevo a cabo entre el 1 de junio y el 31 de julio de 2015. El tamaño muestral se estimó para una precisión del 2%. El número de pacientes que había que incluir en cada centro fue proporcional al número de pacientes en seguimiento en cada centro y la selección se hizo mediante muestreo aleatorio simple.