Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Describen un nuevo tipo de biomarcadores que miden directamente la función celular

El doctor Joaquín Dopazo del laboratorio de genómica computacional de la Fundación Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF), ha desarrollado una nueva metodología que permite recodificar las medidas de expresión génica, que describen el comportamiento individual de los genes, en medidas que dan cuenta del comportamiento de la célula y sus respuestas a las distintas situaciones --enfermedad, tratamientos con fármacos, con sustancias tóxicas, entre otras--, según ha informado la Generalitat en un comunicado.
Esta metodología está basada en el desarrollo de modelos mecanísticos del proceso de señalización celular que rige las decisiones que se toman dentro de la célula y mediante ella se consigue dar el salto desde los biomarcadores convencionales, que sólo explican el funcionamiento de las partes del sistema aisladamente, a una nueva clase de biomarcadores mecanísticos que dan cuenta de los complejos mecanismos moleculares de la enfermedad o de acción de los fármacos.
DOS CONJUNTOS INDEPENDIENTES DE DATOS
En este estudio se han empleado dos conjuntos independientes de datos a gran escala en los que 317 líneas celulares, correspondientes a 12 tumores humanos, son tratadas con siete fármacos distintos. Para cada fármaco se estima su sensibilidad --conocida como IC50, o concentración a la que elimina el 50 por ciento de las células-- en cada línea celular y se mide la expresión de los genes antes y después del tratamiento.
En uno de los conjuntos se recodificaron los datos de expresión en biomarcadores mecanísticos y estos fueron usados para entrenar un predictor de la sensibilidad del fármadoctor Dopazo y su grupo ha creado un programa predictivo en el que los datos de expresión génica, cuya obtención a día de hoy tiene un coste económico muy pequeño, son recodificados en biomarcadores mecanísticos que dan cuenta de la funcionalidad celular y son usados mediante un algoritmo de predicción para predecir distintos parámetros clínicos, tanto clases discretas --por ejemplo respondedores a una terapia vs. no respondedores-- como valores continuos --por ejemplo el nivel de un metabolito--.co.
Este predictor fue utilizado sobre los biomarcadores mecanísticos calculados en el segundo conjunto de datos, y fue capaz de predecir los valores de sensibilidad de los fármacos con más precisión que cuando se usaron los valores de expresión de los genes por sí solos --biomarcadores convencionales--.
El cáncer está producido por una gran variabilidad de alteraciones moleculares cuyo efecto final en la funcionalidad de la célula es, a menudo, difícil de deducir. Esto dificulta enormemente la identificación de biomarcadores apropiados para la selección de terapias adecuadas para los pacientes.
El desarrollo de esta nueva clase de biomarcadores mecanísticos que dan cuenta de la funcionalidad celular permitirá en un futuro una mayor personalización y, consecuentemente, una mayor eficiencia y menores efectos secundarios de los tratamientos.