Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descubren en Melilla a 15 menores magrebíes ocultos entre las chatarras de una batea con destino Andalucía

La Guardia Civil ha descubierto 15 menores magrebíes ocultos en una batea con chatarra, escondidos entre los amasijos de hierro con claro riesgo para sus vidas, cuando pretendían ir de polizones en los barcos que enlazan Melilla con tres puertos de Andalucía: Málaga, Almería y Motril (Granada).
Según ha informado este viernes un portavoz de la Comandancia de Melilla, los hechos se produjeron la noche del jueves 5 de mayo en el interior del puerto comercial de la Ciudad, donde la Guardia Civil efectúa un servicio integral de seguridad en las instalaciones y realiza las labores de Resguardo Fiscal del Estado.
En este contexto, sobre las 23,25 horas del jueves, los agentes procedieron a la fiscalización de una batea ubicada en zona de seguridad, que había llegado al puerto llena de chatarra y cuyo embarque estaba previsto para el día siguiente.
La citada fuente ha indicado que el primer reconocimiento efectuado denotó que pudiera albergar a personas ocultas en su interior, con el consiguiente peligro que conlleva para la integridad física de estas personas, "dado el peso que tiene la chatarra, su inestabilidad, aristas cortantes y el tiempo que estaría estacionada hasta el embarque, entre otros aspectos", ha precisado.
DETECTOR DE LATIDOS DE CORAZÓN
Los agentes del Puerto requirieron el apoyo de otras Unidades de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil y la utilización del "detector portátil de latidos del corazón", consiguiendo de esta manera, tras la movilización de la carga, la localización de quince menores que se habían ocultado entre la chatarra "con el riesgo que ello comporta por las razones expuestas".
Todos los menores localizados, indocumentados y de procedencia magrebí, fueron auxiliados a salir de tan peligroso lugar y tras su rescate y primera atención, fueron entregados a los servicios sociales de la Ciudad Autónoma. El estado de todos ellos es bueno y ninguno precisó atención médica o sanitaria.
Por último, el portavoz de la Comandancia ha subrayado que la presión de las personas que tratan de acceder a la zona de seguridad del puerto, en su gran mayoría menores de edad, ha sido especialmente alta la noche del jueves, siendo localizados en diferentes batidas y reconocimientos hasta un total de 58 personas, con independencia de los 15 auxiliados que habían conseguido introducirse entre la chatarra.