Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descubren una nueva combinación que frena la progresión de un subtipo de cáncer de mama metastásico

El Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (GEICAM) ha participado en un estudio que ha confirmado el potencial de una combinación terapéutica que logra frenar la progresión de un subtipo de cáncer de mama metastásico, durante casi el doble de tiempo que la terapia estándar.
En concreto, según los resultados de un estudio presentado en el congreso de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO, en sus siglas en inglés) que se celebra en Chicago, analizaron los efectos de añadir la terapia dirigida palbociclib, desarrollada por Pfizer, al tratamiento hormonal letrozol en mujeres posmenopáusicas con cáncer de mama avanzado o metastásico con receptores estrogénicos positivos y HER2 negativo (RE+/HER2-) cuando no han recibido previamente tratamiento sistémico.
Durante un año se reclutaron un total de 650 pacientes a nivel mundial, 57 de ellas españolas, y esta combinación terapéutica consiguió un aumento de supervivencia libre de progresión de 10,3 meses, hasta los 24,8 meses de media (en comparación con los 14,5 meses del grupo que recibió letrozol más placebo).
Con esta investigación, ha explicado Miguel Martín, presidente de GEICAM, son ya tres los estudios aleatorizados que demuestran el beneficio de palbociclib cuando se añade a la terapia endocrina para el tratamiento de mujeres con cáncer de mama avanzado RE+/HER2-.
"A partir de estos resultados podemos afirmar que la combinación de palbociclib con letrozol se convierte en uno de los nuevos estándares en primera línea de tratamiento para pacientes con cáncer de mama metastásico", añade este experto.
Asimismo, GEICAM investiga actualmente el uso de palbociclib en combinación con tratamiento hormonal en otros dos estudios propios. En uno de ellos se prueba junto con la terapia endocrina (exemestano o fulvestrant) frente a una quimioterapia oral (capecitabina) en pacientes con cáncer de mama metastásico con receptores hormonales (RH) positivos y HER2 negativo con resistencia a inhibidores de aromatasa no-esteroideos.