Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desmantelada una plantación de marihuana en una vivienda del sur de Cantabria y detenidos tres hombres

Se han incautado más de 200 plantas en la localidad de Espinosa de Bricia-Valderredible
La Guardia Civil de Cantabria ha detenido a tres hombres, todos ellos vecinos de Vizcaya, al encontrarles una plantación con más de 200 plantas de marihuana en el interior de una vivienda de la localidad de Espinosa de Bricia-Valderredible, que tenían conectada a la red eléctrica sin estar dada de alta.
Por ello, se les imputan delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico, según ha informado este viernes el instituto armado en un comunicado.
La Guardia Civil de Polientes, que investigaba la citada vivienda, comprobó que, pese a tener aspecto de no estar habitada, por las noches salían "rayos de luz" de alguna de las ventanas, aunque éstas se encontraban tapadas sin dejar ver el interior.
Los agentes también detectaron, en el silencio de la noche ruido de mecanismos, presumiblemente extractores, así como olor a marihuana, por lo que sospecharon que en la vivienda se podía estar cultivando esta sustancia.
Tras conseguir diferentes pruebas, decidieron intervenir el pasado 9 de abril al verificar que la vivienda no estaba dada de alta en el servicio eléctrico, carecía de contador y estaba conectada directamente a la red, por lo que se detuvo a los tres acusados, con iniciales J.M.F.L., G.B.V., y D.C.R., por un presunto delito de defraudación de fluido eléctrico.
En el registro realizado ayer en la vivienda, se encontró la plantación con más de 200 plantas de marihuana. Para su crecimiento rápido se habían instalado 11 equipos de iluminación independientes, que funcionaban unas 18 horas diarias.
Igualmente se intervino material para hacer efectivo el cultivo, como otros temporizadores, extractores para crear corrientes de aire, sistemas de climatización y de monitorización de temperatura y humedad.
Según se averiguo, los tres detenidos solían desplazarse cada dos o tres días a la localidad para el cuidado y mantenimiento de las plantas.