Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desmontando un mito: los ancianos no necesitan dormir menos

El profesor Sean Drummond, experto en sueño y memoria, asegura que un anciano necesita tantas horas de sueño como una persona joven. Sin embargo, como encuentran más problemas para conciliar el sueño, se tiende a pensar que no necesitan dormir tanto. Pero la falta de sueño puede originar problemas en sus habilidades mentales. 
Este experto advierte de que mantener en la edad anciana las mismas horas de sueño que con, por ejemplo 35 años, puede evitar el "deterioro cognitivo" y mejorar la salud general.
El profesor de psicología de la Universidad de California asegura que es un mito que las personas mayores necesiten dormir menos. Simplemente les resulta más complicado conciliar el sueño. "Los ancianos deben dormir tanto como cuando tenían 30 años. Esto varía de persona a persona, pero lo que dormían cuando tenían 35 debe ser lo que duerman con 75".
"El problema es que a la gente le resulta difícil dormir a medida que pasan los años y piensa que eso es una señal de que necesitan dormir menos, pero no es el caso", asegura Drummond.
El profesor ha hecho un estudio con personas de entre 30 y 68 años. Ha comprobado que las horas afectan directamente a la capacidad del cerebro para funcionar. Las personas que dormían menos tenían más problemas para memorizar una lista de nombres.
Lo recomendable para este doctor es dormir entre siete y ocho horas. Menos de seis horas puede reducir la capacidad de llevar a cabo determinadas tareas o recordar cosas.
No obstante, Drummond explica que las personas mayores aunque deben dormir las mismas horas, lo hacer de forma más fracturada, debido a los cambios en los ritmos circadianos. Es decir, para los mayores es más complicado permanecer despierto durante el día y más difícil dormir por la noche. Pero si los ancianos intentan con insistencia dormir de noche, podrían mejorar su salud mental.