Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La autora de 'Despertar en el cielo', Crystal McVea: "Dios me dijo que contara todo lo que recordara"

Crystal McVea, coautora de 'Despertar en el cielo' (Zenith) junto a Alex Tresniowski, asegura que, durante los minutos que estuvo en el cielo el 10 de diciembre de 2009, Dios le dijo que contara todo lo que recordara y, por ello, ahora transmite la principal lección que aprendió, que Dios perdona y ama.
"Aprendí que no importa lo que hayamos hecho o lo que se nos haya hecho a nosotros, Dios nos ama tanto y nunca nos deja solos", ha indicado en declaraciones a Europa Press.
El 10 de diciembre de 2009, Crystal McVea fue ingresada en el hospital por un dolor abdominal y, tras varios exámenes, los médicos le diagnosticaron una pancreatitis. Sin embargo, cuando aún se encontraba en Urgencias, un dolor terrible se apoderó de ella y le hizo perder la conciencia. Una enfermera intentó reanimarla sin éxito y declaró el máximo nivel de emergencia hospitalaria.
Durante esos minutos entre su "muerte", tal y como indica McVea, y su vuelta a la vida, solo recuerda que se fue quedando dormida, que despertó en el cielo y que estuvo con Dios.
McVea asegura en el libro que, cuando subió al cielo, tenía una forma espiritual, sin volúmenes ni límites definidos pero con forma. Además, indica que tenía una certeza total sobre su identidad. La autora de 'Despertar en el cielo' describe este lugar como "hermoso, brillante, asombroso", aunque considera que estos términos se quedan "cortos". Sobre todo, según precisa, había mucha "luminosidad".
Después de tener una vida difícil, de haber sufrido la ruptura del matrimonio de sus padres, de ser víctima de un intento de asesinato y de haber sufrido abusos sexuales continuados por parte de terceras personas, McVea recibió el encuentro con Dios como un verdadero regalo.
McVea dice recordar "casi cada detalle" de los momentos que pasó en el cielo a pesar de que hayan pasado ya cuatro años y afirma que lo que más le sorprendió fue reconocer aquel lugar, a los "ángeles" que la acompañaban y a Dios. "Me sentía como si estuviera en casa", subraya.
La autora explica que ella está bautizada y que había hablado con Dios durante toda su vida pero en algún momento dudó de que Dios la quisiera. "Ir al cielo y pasar esos momentos con el Señor me mostró que Dios nunca deja de amarnos y que es muy real", insiste.
Además, se centra en la idea del perdón y recuerda que, si bien ella nunca se ha perdonado por haber abortado cuando era joven, pidió perdón a Dios y él la perdonó. "Veo a tantas mujeres liberadas de la culpa simplemente aceptando que Jesús las quiere sin importar qué. Él es nuestra redención", señala.
'Despertar en el cielo' debutó en la lista de los más vendidos de 'The New York Times' en la posición número quince y ascendió hasta la cuarta posición. Desde entonces, ha vendido más de 300.000 ejemplares en EE.UU.