Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Destacados oftalmólogos presentan el primer sello que distinguirá los centros con excelencia en cirugía de cataratas

Destacados oftalmólogos españoles y Alcon han presentado el Procedimiento Multifocal Inteligente (IMP, por sus siglas en inglés), un procedimiento quirúrgico estandarizado para el tratamiento de la catarata y la presbicia asistido por tecnología inteligente, por el que podrán obtener la certificación de excelencia al cumplir los estándares asociados a él.
"En cualquier técnica quirúrgica, es necesario seguir un protocolo de actuación que garantice el éxito. El procedimiento incluye la valoración pre operatoria, la técnica quirúrgica y el control post operatorio, y nos permitirá identificar las características del paciente y planificar una cirugía personalizada. Así mismo, cabe destacar que la selección de la lente intraocular es uno de los puntos más importantes", ha explicado el director del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega y ex presidente de la Sociedad Española de Oftalmología, el profesor Luis Fernández-Vega.
Los impulsores del certificado IMP, además del citado profesor Fernández-Vega, han sido el director médico y jefe de la sección Estrabismo y Oftalmología pediátrica de la clínica Rementería, Francisco Javier Hurtado; el oftalmólogo del Centro Oftalmológico Barraquer, José Lamarca Mateu; el jefe de la Unidad de Cirugía de Córnea y Cristalino en el Instituo Oftalmológico Fernández-Vega y presidente de SECOIR, José Alonso; el codirector médico de Eurocanarias Oftalmológica, Humberto Carreras; el jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital de Donostia, Javier Mendicute; y la directora general de Alcon, Ana Isabel Gómez.
Las lentes para la corrección de defectos refractivos utilizadas en el procedimiento IMP son personalizadas para cada ojo, y tienen una óptica multifocal, que permite enfocar a varias distancias (corta, media y larga distancia), además de estar hechas con un material biocompatible que permite a los pacientes disfrutar de una visión de calidad tras la operación, reduciendo la dependencia de las gafas.
El número de intervenciones de catarata está creciendo rápidamente debido a los cambios demográficos y al acceso creciente a la atención médica en todo el mundo. La Organización Mundial de la Salud calcula que hacia el año 2020 se realizarán en el mundo más de 32 millones de cirugías de cataratas al año.